El león de la cueva de Vogelherd es tridimensional

Un fragmento hallado recientemente en esta cueva demuestra que el león tallado en marfil, de 40.000 años de antigüedad, no es un relieve sino una figura en tres dimensiones

1 / 2

1 / 2

Cueva de Vogelherd

Cueva de Vogelherd

El fragmento de la cabeza del león recientemente hallado (a la izquierda) demuestra que la pieza no era un relieve sino una figura con volumen.

© HILDE JENSEN / UNIVERSITÄT TÜBINGEN

2 / 2

Cueva de Vogelherd

Cueva de Vogelherd

La figurilla del león restaurada.

© HILDE JENSEN / UNIVERSITÄT TÜBINGEN

Un fragmento hallado recientemente en esta cueva demuestra que el león tallado en marfil, de 40.000 años de antigüedad, no es un relieve sino una figura en tres dimensiones

La cueva de Vogelherd, situada en el estado de Baden-Wurtemberg, al suroeste de Alemania, es uno de los sitios arqueológicos de la Edad de Piedra más importantes del mundo. En su interior se han hallado figurillas que representan a diferentes animales prehistóricos: un caballo salvaje, un mamut, un bisonte o un rinoceronte. Las excavaciones arqueológicas emprendidas en 1931 sacaron a la luz una figurilla realizada con marfil de mamut que representa a un león de aspecto robusto que parece estar agachado o agazapado.

Durante mucho tiempo se creía que se trataba de un relieve, una figura plana, pero el reciente hallazgo de un fragmento perteneciente a la cabeza del animal demuestra que se trata de una figura tridimensional, según informa la Universidad de Tubinga en un comunicado. La figurilla del león, de unos 40.000 años de antigüedad, es una de las piezas artísticas más célebres de la Edad de Piedra, el amanecer del arte figurativo.

La figurilla del león es una de las piezas artísticas más célebres de la Edad de Piedra

"Hemos estado llevando a cabo nuevas excavaciones y análisis en la cueva de Vogelherd durante casi diez años", explica Nicolas Conard, profesor de la Universidad de Tubinga. "El sitio ha aportado una gran cantidad de objetos que iluminan el desarrollo de los primeros artefactos simbólicos durante el período en que los humanos modernos llegaron a Europa y desplazaron a los indígenas neandertales", añade. La cueva de Vogelherd ha proporcionado evidencias del arte y la música más antiguos del mundo. Desde el 30 de julio, la estatuilla del león puede contemplarse junto a su nuevo fragmento en el Museo de la Universidad de Tubinga.