El depósito de pescado fermentado más antiguo del mundo

Este hallazgo demuestra que, hace 9.200 años, las sociedades nórdicas estaban mucho más desarrolladas de lo que se creía

Adam Boethius, un osteólogo de la Universidad de Lund, ha descubierto el almacenamiento de pescado fermentado más antiguo del mundo durante la excavación de un asentamiento de comienzos del Mesolítico, de unos 9.200 años de antigüedad, al sur de Suecia, según informa dicha universidad en un comunicado. El análisis osteológico de los restos indica "una dieta principalmente de pescado, según sugieren las más de sesenta toneladas de pescado de agua dulce que hubo en el área excavada", detalla Boethius en un artículo publicado recientemente en Journal of Archaeological Science.

El depósito de huesos, excavado en la orilla del antiguo lago Vesan, estaba rodeado de unos hoyos en los que se clavaron unas estacas o postes que protegían el lugar de los animales carroñeros. La comunidad que ocupó la orilla del lago no debió de tener acceso a la sal marina, o desconocía su uso, y acidificó el pescado utilizando, entre otras cosas, corteza de pino y grasa de foca. El contenido se envolvía a continuación en piel de foca o de jabalí, se enterraba en un foso y se cubría de fango. 

Este hallazgo demuestra que, hace 9.200 años, las sociedades nórdicas estaban mucho más desarrolladas de lo que se creía. "Indica una nueva cronología, con unos recolectores nórdicos que se asentaron mucho antes de lo previsto y que empezaron a aprovechar los lagos y el mar para pescar y procesar el pescado. Desde una perspectiva global, el desarrollo en la región nórdica corresponde al que hubo en Oriente Medio en la misma época", sostiene Boethius.