Egipto

Detectan el primer caso de escorbuto en el Antiguo Egipto

Esta enfermedad causada por la falta de vitamina C en la dieta ha sido observada en los restos de un crío de época predinástica

Esqueleto de un niño

Esqueleto de un niño

Foto: Ministry of Antiquities, Egypt

21 de enero de 2016

El Proyecto Arqueológico Asuán-Kom Ombo, dirigido por la Universidad Yale y la Universidad de Bolonia, ha descubierto el primer caso probable de escorbuto en el Antiguo Egipto, concretamente en el asentamiento predinástico de Nag el-Qarmila (3800-3600 a.C.), situado a unos 17 kilómetros al norte de Asuán, según informa el Ministerio de Antigüedades de Egipto en un comunicado. Esta enfermedad causada por la carencia de vitamina C en la alimentación, que padecieron los marinos europeos en sus viajes al Nuevo Mundo, ha sido detectada en el esqueleto de un crío de poco más de un año de edad. Se trata de un caso insólito, de más de 5.500 años de antigüedad, que refleja la antigüedad de esta enfermedad.

¿Cómo se sabe que padeció escorbuto?

El hallazgo ha sido descrito por los bioarqueólogos Mindy Pitre, Robert Stark y Maria Carmela Gatto, quien ha explicado que los restos fueron exhumados en una aldea rural situada en la periferia sur del naciente estado egipcio. "Se han observado variaciones óseas en el maxilar izquierdo y en el ala mayor del esfenoides, ramas mandibulares izquierda y derecha, órbitas, huesos cigomáticos y también en los húmeros, radios y fémures, todos con indicios de escorbuto", detallan los investigadores en un artículo publicado en International Journal of Paleopathology. "La causa por la cual probablemente padeció escorbuto se desconoce, pero pudieron contribuir varios factores como la dieta o los hábitos culturales", concluyen.