Próximo Oriente

Desvelados antiguos rituales funerarios

Un equipo español investiga los dólmenes y el poblado de Jebel Al-Mutawwaq, un yacimiento jordano de la Edad del Bronce

1 / 3

1 / 3

Dolmen

Dolmen

Imagen del yacimiento de Jebel Al-Mutawwaq

S. Ríos

2 / 3

Cuchillo de Sílex

Cuchillo de Sílex

Cuchillo de Sílex hallado en un enterramiento en el yacimiento de Jebel Al-Mutawwaq

S. Ríos

3 / 3

Arqueólogos trabajando

Arqueólogos trabajando

Los arqueólogos excavan en Jebel Al-Mutawwaq

Valentín Álvarez

17 de enero de 2014

Arqueólogos españoles excavan desde 1989 en Jebel Al-Mutawwaq, un yacimiento datado hacia el año 3.500 a.C. y ubicado en un promontorio que se alza sobre la estepa jordana. El yacimiento se compone de dos zonas bien diferenciadas: un gran poblado de  trece hectáreas cercado por un muro y una gran necrópolis megalítica con 600 dólmenes, construcciones compuestas por losas de piedra verticales y cubiertas por una losa horizontal. Las últimas excavaciones, emprendidas en 2012 bajo la dirección de los arqueólogos Juan R. Muñiz, de la Pontificia Facultad de San Esteban de Salamanca, y de Andrea Polcaro, de la Università degli Studi di Perugia, se han saldado con notables descubrimientos.

Rituales funerarios

En 2012, los arqueólogos excavaron tres dólmenes que permitieron conocer algunas costumbres funerarias de los antiguos habitantes del lugar. En 2013, los trabajos se centraron en investigar las relaciones entre el poblado y la necrópolis. En el asentamiento se descubrió un camino que surge del recinto cercado y se dirige a un agrupamiento de dólmenes situado en el sureste, lo que confirma la estrecha relación entre el espacio de los vivos y el de los muertos. En la necrópolis se excavaron cuatro dólmenes, en uno de los cuales se documentó un enterramiento completo que contenía un cráneo en perfectas condiciones y algunos huesos largos que se dispusieron de forma intencionada frente al cráneo, lo que revela algún tipo de ritual. En el enterramiento destaca la ausencia de cerámica, aunque junto al difunto se depositaron dos grandes piezas de sílex, entre ellas un elaborado cuchillo. Se prevé que estos descubrimientos se den a conocer en un congreso que se celebrará en junio de 2014 en Basilea.