Descubrimiento inesperado de un cementerio medieval en el Mont Saint-Michel

Los arqueólogos han hallado treinta tumbas anteriores al siglo XIII, que podrían pertenecer a las primeras generaciones de constructores, albañiles y carpinteros que se instalaron en el promontorio rocoso

1 / 6

1 / 6

montsaintmichel1. Restos esqueléticos

Restos esqueléticos

Fotografía de enero de 2017 que muestra el hallazgo de restos esqueléticos durante unas excavaciones arqueológicas en el Mont Saint-Michel, en Francia.

Foto: Emmanuelle Collado, Inrap

2 / 6

montsaintmichel2. Marea alta en el Mont Saint-Michel

Marea alta en el Mont Saint-Michel

La marea alta que se vivió en marzo de 2015 sumergió el acceso que lleva al Mont Saint-Michel.

Foto: AP Photo / Gtres

3 / 6

montsaintmichel3. Mont Saint-Michel

Mont Saint-Michel

El Mont Saint-Michel en una fotografía de junio de 2015.

Foto: Reinhard Kungel / picture-alliance / dpa / AP Images / Gtres

4 / 6

montsaintmichel4. Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas

Excavaciones arqueológicas junto a la iglesia parroquial de San Pedro, en el Mont Saint-Michel.

Foto: Emmanuelle Collado, Inrap

5 / 6

montsaintmichel5. Treinta tumbas medievales

Treinta tumbas medievales

Los arqueólogos del INRAP han descubierto treinta tumbas medievales, tanto de niños como de adultos.

Foto: Emmanuelle Collado, Inrap

6 / 6

montsaintmichel6. Restos óseos

Restos óseos

Los restos óseos serán examinados y datados por radiocarbono "para determinar la edad, el sexo y las posibles enfermedades o deficiencias de los difuntos", según el INRAP.

Foto: Emmanuelle Collado, Inrap

Los arqueólogos han hallado treinta tumbas anteriores al siglo XIII, que podrían pertenecer a las primeras generaciones de constructores, albañiles y carpinteros que se instalaron en el promontorio rocoso

Más información

10 fotos preciosas del Mont Saint-Michel

10 fotos preciosas del Mont Saint-Michel

El mantenimiento de las tuberías subterráneas de la Grande Rue del Mont Saint-Michel, la calle principal de este antiguo asentamiento situado en una isla rocosa de Normandía, ha propiciado el descubrimiento del antiguo cementerio parroquial de la iglesia de San Pedro, que se creía destruido desde que se instaló el sistema de aguas residuales en 1913, según explica el Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) de Francia.

Las excavaciones arqueológicas realizadas el pasado mes de enero a casi un metro de profundidad han sacado a la luz una treintena de tumbas anteriores al siglo XIII, cuyos restos serán examinados y datados por radiocarbono "para determinar la edad, el sexo y las posibles enfermedades o deficiencias de los difuntos". Los restos óseos, tanto de niños como de adultos, están siendo analizados en el laboratorio del INRAP en Bourguébus y posteriormente se depositarán en un osario del Mont Saint-Michel.

Los arqueólogos se toparon con los esqueletos cuando en realidad estaban buscando los restos de una fortificación del siglo XIII y de la antigua puerta de la villa, mencionada en un texto del siglo XV. El cementerio de época medieval ocupaba un radio de unos treinta metros alrededor de la iglesia y, según parece, quedó abandonado en el siglo XIII. "Esta excavación plantea varias cuestiones científicas, sobre todo en lo que respecta al nivel del primer pueblo, del cual no sabemos nada. Hablamos del siglo VIII, pero no sabemos exactamente cuándo se estableció la primera iglesia", comenta Elen Esnault, la directora de las excavaciones.

Los esqueletos podrían pertenecer a las primeras generaciones de constructores, albañiles y carpinteros que se instalaron en el promontorio rocoso y que lo poblaron con sus familias, pero habrá que esperar hasta que se conozcan los primeros resultados científicos. Próximamente, los arqueólogos emprenderán excavaciones en el claustro de la abadía para conocer los niveles originales del suelo.