Asia oriental

Descubren una ciudad medieval en Camboya

Mediante una avanzada técnica de radar, un equipo australiano ha localizado antiguas estructuras urbanas y viarias en torno a Angkor

1 / 1

1 / 1

HEMIS 0305102. La ciudad que era un templo

La ciudad que era un templo

Vista aérea de Angkor Wat, el templo hinduista construido por el rey jemer Suryavarman II a mediados del siglo XII.

Jacques Sierpinski / GTRES

20 de septiembre de 2013

Utilizando una innovadora técnica de exploración aérea, un equipo internacional de investigadores, dirigido por el australiano Damian Evans, ha desvelado los secretos que ocultaban las selvas de Angkor, la capital del antiguo Imperio jemer. Bajo la tupida vegetación, los arqueólogos han desentrañado una red de carreteras, canales y diques de gran extensión, que conectaba ciudades y templos como Angkor Wat, Angkor Thom y Bayon con las poco frecuentadas ruinas de Phnom Kulen, Beng Mealea y Koh Ker, a más de cien kilómetros de distancia. Los investigadores aseguran incluso haber hallado en Mahendraparvata, 40 kilómetros al norte de Angkor Wat, una ciudad subterránea conocida por las crónicas, pero cuyo rastro se había perdido.

Tecnología punta

El descubrimiento ha sido posible gracias a un radar de rayos láser (LIDAR), un dispositivo extraordinariamente sofisticado –y caro– que se usa desde un helicóptero que sobrevuela la zona. Sus informaciones han modificado sustancialmente la imagen de Angkor. Sabemos ahora que su superficie era de 35 kilómetros cuadrados, casi cuatro veces mayor de lo que se creía, y que estaba densamente edificada, con calles y avenidas alineadas a los puntos cardinales. El estudio también revela que la población de Angkor en el siglo XII pudo alcanzar cerca de los dos millones de habitantes.