Irak

Descubren una antigua ciudad llamada Idu

Todavía se desconoce la magnitud del reino de Idu, una antigua provincia del Imperio asirio, situada bajo un montículo en el Kurdistán iraquí

1 / 4

1 / 4

Proyecto Satu Qala

Proyecto Satu Qala

La antigua ciudad de Idu ha aparecido bajo el montículo sobre el que se asienta actualmente el poblado de Satu Qala, al norte de Irak. 

© COURTESY SATU QALA PROJECT

2 / 4

Proyecto Satu Qala

Proyecto Satu Qala

Ladrillo vidriado descubierto en cuatro fragmentos en el que aparece una esfinge con barba con la siguiente inscripción: Palacio de Ba'auri , rey de la tierra de Idu, hijo de Edima, también rey de la tierra de Idu .

© COURTESY SATU QALA PROJECT

3 / 4

Proyecto Satu Qala

Proyecto Satu Qala

Los materiales hallados en Idu revelan la profusa decoración del antiguo palacio.

© COURTESY SATU QALA PROJECT

4 / 4

Proyecto Satu Qala

Proyecto Satu Qala

Sello cilíndrico de unos 2.600 años de antigüedad en el que aparce un arquero agachándose ante un grifo. 

© COURTESY SATU QALA PROJECT

14 de octubre de 2013

Un equipo arqueológico internacional ha sacado a la luz los vestigios de una ciudad milenaria llamada Idu, oculta bajo un montículo sobre el que se asienta actualmente el poblado de Satu Qala, en la orilla norte del río Zab inferior –un afluente del Tigris–, en el Kurdistán iraquí, según han anunciado los investigadores en Anatolica, una revista científica. El reino de Idu –cuya magnitud se desconoce– aparece documentado en la escritura cuneiforme como una provincia del Imperio asirio, pero no fue identificado hasta el año 2008, durante un estudio preliminar realizado por la Universidad de Leiden (Holanda). Un aldeano trajo un ladrillo con una inscripción cuneiforme en idioma acadio, en la que se celebra la construcción de un palacio por parte del rey de Idu. Gracias a otras inscripciones similares, halladas durante las excavaciones, hemos podido reconstruir una dinastía de reyes locales, previamente desconocida, que gobernó Idu como un reino independiente durante los siglos XI y X a.C., explica Cinzia Pappi, directora de las excavaciones, de la Universidad de Leipzig (Alemania), a Historia National Geographic

Los materiales más antiguos hallados en Satu Qala datan de finales del período neolítico, pero según parece el asentamiento ya estuvo habitado durante los milenios IV y III a.C. Arrancando en el siglo XIV a.C., la historia de Idu está estrechamente ligada a las fases de expansión y colapso del Imperio asirio. Entre los siglos XIV y XI a.C., Idu se convirtió en la capital de una provincia de Asiria y durante el colapso del Imperio Medio asirio, en el siglo XI a.C., fue capaz de reclamar su independencia y afirmarse como un reino menor durante casi dos siglos. A finales del siglo X a.C., Idu volvió a caer víctima de la reconquista del Imperio neoasirio, en esta ocasión como una ciudad secundaria de la provincia de Erbil, observa Pappi. 

Las excavaciones arqueológicas han revelado indicios de la suntuosa decoración del palacio, que probablemente ocupaba una buena parte del montículo artificial sobre el que se asienta Satu Qala. Para continuar con las excavaciones a gran escala será necesario retirar algunas de las viviendas, por lo que el gobierno regional del Kurdistán debe llegar a un acuerdo con los aldeanos. Entretanto, hemos realizado un estudio, en colaboración con la Universidad de Pensilvania, sobre los materiales hallados en el sitio, que están depositados en el museo de antigüedades de Erbil. Por otro lado, tenemos la intención de explorar los límites de la ciudad en las distintas fases de su historia, anuncia Pappi, que también destaca que aún son visibles los estragos causados por las fuerzas de Saddam Hussein a finales de los años ochenta. Hoy, el Kurdistán iraquí es una zona segura, abierta a la investigación científica. Las autoridades locales y las universidades [la Universidad de Salahaddin, en Erbil, también participa en el proyecto] han apoyado nuestro proyecto con entusiasmo, concluye.