Inglaterra

Descubren un sarcófago enigmático en el castillo de Lincoln

Los arqueólogos, que examinarán su contenido a finales de septiembre, creen que en su interior se esconde el esqueleto de un rey sajón u otro personaje importante

1 / 4

1 / 4

Castillo de Lincoln

Castillo de Lincoln

El castillo de Lincoln, en el norte de Inglaterra, fue construido por Guillermo el Conquistador a mediados del siglo XI. 

© LINCOLNSHIRE COUNTY COUNCIL

2 / 4

Castillo de Lincoln

Castillo de Lincoln

La arqueóloga Cecilly Spall, autora del hallazgo, delante del sarcófago y los esqueletos que aparecieron alineados.  

© LINCOLNSHIRE COUNTY COUNCIL

3 / 4

Castillo de Lincoln

Castillo de Lincoln

El foso que se ha excavado en el castillo Lincoln mide tres metros de ancho por tres metros de largo.  

© LINCOLNSHIRE COUNTY COUNCIL

4 / 4

Castillo de Lincoln

Castillo de Lincoln

A través de la exploración endonscópica se ha podido constatar que en el interior del sarcófago hay un esqueleto.  

© LINCOLNSHIRE COUNTY COUNCIL

Los arqueólogos, que examinarán su contenido a finales de septiembre, creen que en su interior se esconde el esqueleto de un rey sajón u otro personaje importante

Un equipo de arqueólogos ha descubierto los restos de una iglesia desconocida, que tiene al menos 1.000 años de antigüedad, y un sarcófago enigmático de piedra caliza que contiene un esqueleto que podría pertenecer a un rey sajón o a uno de sus parientes u obispos, según informaron arqueólogos del gobierno regional de Lincolnshire el pasado mes de junio en un comunicado. El hallazgo se ha producido a tres metros de profundidad durante la instalación de un ascensor para discapacitados en el castillo de Lincoln, en la localidad homónima, al norte de Inglaterra.

Guillermo el Conquistador, duque de Normandía, conquistó Inglaterra en 1066 y construyó el castillo de Lincoln -y otros tantos en el centro y norte del país- sobre las ruinas de una antigua fortaleza romana. Los restos de la iglesia podrían corresponder a un templo que se edificó tras el fin de la dominación romana en Gran Bretaña, en el año 410, pero antes de la conquista normanda, en el siglo XI. Durante este período los ingleses y los daneses compitieron por la supremacía en el norte de Inglaterra. «De momento, y dadas las circunstancias, se ha propuesto la posibilidad de que la estructura corresponda a los restos de una iglesia anglosajona o angloescandinava», precisa la arqueóloga Beryl Lott. «Hay una referencia del siglo VIII sobre una ruinosa iglesia de piedra en Lincoln, pero hasta la fecha no se ha localizado. Sabemos que Lincoln era un sitio importante donde el misionario Paulinus construyó una iglesia de notable acabado en el siglo VII y que Paulinus conoció a un importante personaje local llamado Blaecca. ¿Fue éste uno de los reyes del Reino de Lindsey?», reflexiona Lott. 

Los arqueólogos han realizado una exploración endoscópica del sarcófago y han podido comprobar que, efectivamente, en su interior reposa un esqueleto en buen estado de conservación, pero no se han podido conocer más detalles. El sarcófago se encontraba alineado junto a ocho esqueletos sepultados en la tierra. «Esto es enigmático. Los ataúdes de piedra intactos y completos son una rareza en el período anglosajón. Debió pertenecer a una persona rica o de categoría, ¿quién podría ser?», se pregunta Lott. Los arqueólogos procederán a abrir el sarcófago a finales de septiembre, según informa Mary Powell, la directora del proyecto, a Historia National Geographic. «La fosa ha alcanzado los cinco metros de profundidad y hemos encontrado los restos de dos viviendas romanas y los restos, junto a una de las paredes, de un enterramiento infantil», añade Powell.