Italia

¡Descubren un anfiteatro romano en Volterra!

El anfiteatro, de alrededor del siglo I d.C., tenía forma ovalada y una capacidad para entre 8.000 y 10.000 espectadores

1 / 2

1 / 2

Anfiteatro romano de Volterra

Anfiteatro romano de Volterra

Las gradas del anfiteatro romano de Volterra van saliendo a la luz.

Foto: Elena Sorge, Soprintendenza per i Beni Archeologici della Toscana

2 / 2

Anfiteatro romano de Volterra

Anfiteatro romano de Volterra

Mampostería del anfiteatro romano de Volterra, descubierto entre finales de julio y comienzos de agosto de 2015.

Foto: Elena Sorge, Soprintendenza per i Beni Archeologici della Toscana

1 de diciembre de 2015

En el siglo XXI, y aunque parezca increíble, todavía se descubren edificios públicos romanos, que han quedado completamente enterrados por el paso del tiempo. Entre finales de julio y comienzos de agosto, un equipo de arqueólogos se topó con los restos de un anfiteatro de época imperial, con capacidad para entre 8.000 y 10.000 espectadores, durante unas investigaciones en Volterra, en la Toscana italiana, según informa Elena Sorge, la directora de las excavaciones, a Historia National Geographic. "El área investigada estaba completamente cubierta por una capa gruesa de tierra y arena que ha conservado las estructuras bastante bien", afirma la arqueóloga.

La arena se encuentra a seis metros de profundidad

Volterra es conocida por su pasado etrusco y romano. Su teatro romano, de época augustea, permanece visible hoy en día, pero no se tenía constancia de su anfiteatro, donde se celebraban luchas de gladiadores y otros espectáculos. Las primeras excavaciones revelan la existencia de "un desarrollo curvo continuo que sugiere la presencia de un edificio de forma ovalada, interpretado como un anfiteatro". El estudio geoeléctrico posterior ha confirmado la existencia de "una cuenca arqueológica imponente, situada a una gran profundidad". La cávea, donde se encuentran las gradas, tenía tres niveles diferenciados para alojar a las distintas clases sociales. La arena aún no ha sido detectada, pero "se encuentra supuestamente a unos seis metros de profundidad del nivel del suelo".