Israel

Descubren nuevas tinajas de vino en Tel Kabri

El recinto palaciego de Tel Kabri, del año 1700 a.C., esconde la bodega de vinos más grande y antigua de Oriente Próximo y una de las más primitivas de la civilización

1 / 4

1 / 4

Tel Kabri

Tel Kabri

Vista aérea del complejo palaciego de Tel Kabri, al norte de Israel.

© ERIC H. CLINE / KABRI ARCHAEOLOGICAL PROJECT

2 / 4

Tel Kabri

Tel Kabri

Tinajas semidestruidas halladas en Tel Kabri.

© ERIC H. CLINE / KABRI ARCHAEOLOGICAL PROJECT

3 / 4

Tel Kabri

Tel Kabri

Estudiante que ha participado en las excavaciones arqueológicas de Tel Kabri.

© ERIC H. CLINE / KABRI ARCHAEOLOGICAL PROJECT

4 / 4

Tel Kabri

Tel Kabri

Una estudiante posa junto a las tinajas halladas en Tel Kabri.

© ERIC H. CLINE / KABRI ARCHAEOLOGICAL PROJECT

El recinto palaciego de Tel Kabri, del año 1700 a.C., esconde la bodega de vinos más grande y antigua de Oriente Próximo y una de las más primitivas de la civilización

El recinto palaciego de Tel Kabri, al norte de Israel, es mayor de lo que se creía. En 2013 se descubrieron los restos de cuarenta tinajas, equivalentes a unas 2.700 botellas de vino, del año 1700 a.C., es decir, del Bronce Medio, cuando la civilización minoica vivió un desarrollo espectacular. Entonces se habló de la bodega de vinos más grande y antigua de Oriente Próximo y una de las más primitivas de la civilización. Los residuos orgánicos presentes en las tinajas semidestruidas, probablemente por un terremoto, fueron analizados un año después con unos resultados sorprendentes. Las tinajas de Tel Kabri contenían vino aromatizado con los siguientes aditivos: miel, resina de estoraque y de terebinto, aceite de cedro, Cyperus, enebro y quizá menta, mirto y canela.

Más de 110 tinajas

Entre el 14 de junio y el 9 de julio de 2015 se ha desarrollado una nueva campaña de excavaciones en Tel Kabri, por parte de arqueólogos israelíes y norteamericanos, principalmente de la Universidad de Haifa y de la Universidad George Washington. "Uno de los hitos de la campaña consiste en el descubrimiento de tres estancias más que contienen un mínimo de setenta tinajas y que están conectadas a la bodega de vinos original, descubierta en 2013", anuncian los arqueólogos en un informe preliminar. Es decir, hasta ahora se han hallado "al menos 110 tinajas recuperables en el interior de cuatro almacenes, además de un complejo de edificios diferente con tinajas adicionales, en lo que podría ser un quinto almacén situado al noroeste". Actualmente se está efectuando el análisis de los residuos orgánicos presentes en cada tinaja para determinar su contenido. Por otro lado, también se han hallado semillas de uva, por lo que se podría clonar la variedad nativa de este fruto.