Descubren importantes tumbas mayas e indicios de ritos con fuego en Copán

Los arqueólogos han descubierto 150 entierros de la antigua élite de Copán, que fue una floreciente ciudad maya situada en el oeste de Honduras

1 / 4

1 / 4

copan1. Lugar del hallazgo

Lugar del hallazgo

Seiichi Nakamura, director del proyecto arqueológico, y Melvin Fuentes, técnico arqueólogo, en el lugar del hallazgo, al norte de la Gran Plaza de Copán.

Foto: IHAH

2 / 4

copan2. Sacrificios u ofrendas

Sacrificios u ofrendas

Nakamura cree que algunos entierros probablemente eran sacrificios u ofrendas realizados en relación con un entierro más importante, el cual podría estar cerca.

Foto: IHAH

3 / 4

copan3. Antigua élite de Copán

Antigua élite de Copán

Un esqueleto de la antigua élite de Copán junto a vasijas cerámicas y otras ofrendas.

Foto: IHAH

4 / 4

copan4. Visita al sitio arqueológico

Visita al sitio arqueológico

Una comisión oficial de la Universidad de Kanazawa visita las ruinas de Copán.

Foto: IHAH

Alec Forssmann

3 de octubre de 2016

El imperio perdido de los mayas

Más información

El imperio perdido de los mayas

Numerosas tumbas de la antigua élite de Copán, fechadas entre los años 500 y 550 d.C., han sido descubiertas en el sitio arqueológico de Copán (Honduras), que fue la capital de un reino maya del siglo V al IX d.C. El área de investigación se localiza a unos 150 metros al norte de la Gran Plaza de Copán y hasta ahora se han descubierto 150 entierros, incluyendo el de un niño de 12 ó 13 años de edad, quien probablemente pertenecía a la familia real de Copán del siglo VI d.C., según ha comunicado el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH).

Las tumbas, excavadas en la Estructura 9L-105, contenían vasijas cerámicas bicromadas y policromadas, un pectoral de jade, conchas del género Spondylus e indicios de ritos funerarios con fuego. Los investigadores, dirigidos por el japonés Seiichi Nakamura de la Universidad de Kanazawa, creen que los personajes enterrados pertenecían a la dinastía fundadora de Copán, a juzgar por las ricas ofrendas encontradas y por anteriores hallazgos realizados en el mismo sector.

En una de las tumbas se han hallado los restos de un niño de 12 ó 13 años de edad

Nakamura ha afirmado que algunos entierros probablemente eran sacrificios u ofrendas realizados en relación con un entierro más importante, el cual podría estar cerca, posiblemente debajo de la banca principal de la Estructura 9L-105. El sector de los hallazgos podrá ser visitado por los turistas que accedan al Parque Arqueológico de Copán, según el IHAH.