Descubren el puerto y los papiros más antiguos del mundo en Egipto

Estos extraordinarios hallazgos aportarán información muy valiosa sobre la vida cotidiana de los egipcios, del faraón Keops y de su Gran Pirámide de Guiza

1 / 4

1 / 4

Wadi el-Jarf

Wadi el-Jarf

El embarcadero artificial más antiguo del mundo, hasta la fecha, tiene forma de ele y ha sido localizado en el sitio arqueológico de Wadi el-Jarf, en Egipto. 

© PIERRE TALLET

2 / 4

Wadi el-Jarf

Wadi el-Jarf

La mayor parte de los restos arqueológicos ha aparecido en unas galerías talladas en el lecho rocoso de una montaña, en el sitio arqueológico de Wadi el-Jarf, en Egipto.

© PIERRE TALLET

3 / 4

Wadi el-Jarf

Wadi el-Jarf

Fragmento de un papiro con textos jeroglíficos, hallado en el sitio arqueológico de Wadi el-Jarf.

AP PHOTOS / EGYPT'S SUPREME COUNCIL OF ANTIQUITIES / GTRES

4 / 4

Wadi el-Jarf

Wadi el-Jarf

Fragmento de un papiro con inscripciones jeroglíficas hallado en el sitio arqueológico de Wadi el-Jarf, en Egipto.

AP PHOTOS / EGYPT'S SUPREME COUNCIL OF ANTIQUITIES / GTRES

Estos extraordinarios hallazgos aportarán información muy valiosa sobre la vida cotidiana de los egipcios, del faraón Keops y de su Gran Pirámide de Guiza

El puerto artificial -no natural- de Wadi el-Jarf, en Egipto, es hasta la fecha el más antiguo del mundo. Ha sido descubierto por un equipo arqueológico franco-egipcio, que también ha localizado los papiros más antiguos hallados hasta ahora en Egipto. Mohamed Ibrahim, el ministro de Antigüedades egipcio, anunció estos importantes hallazgos el pasado 11 de abril, aunque han sido realizados en los últimos diez años.

El sitio arqueológico de Wadi el-Jarf está situado a orillas del mar Rojo, a 180 kilómetros al sur de la ciudad de Suez. Ha sido localizado en numerosas ocasiones: el egiptólogo británico John Gardner Wilkinson (1797-1875) lo descubrió a comienzos del siglo XIX, y en los años cincuenta del siglo XX fue redescubierto por pilotos franceses destinados en el canal de Suez. Sin embargo, «nadie se dio cuenta que se trataba de un puerto», indica el egiptólogo Pierre Tallet. Tallet, egiptólogo francés de la Universidad París-Sorbona, es el director de la misión arqueológica, en la que también participa la Sociedad Francesa de Egiptología (SFE).

El sitio arqueológico de Ayn Sukhna está situado a 100 kilómetros al norte de Wadi el-Jarf. Fue descubierto en 1999 y desde 2001 ha sido excavado por un equipo de la Universidad París-Sorbona y el Instituto Francés de Arqueología Oriental en El Cairo. «Parece que fue utilizado como puerto desde mediados de la cuarta dinastía, alrededor de 2500 a.C., y durante más de mil años. Las inscripciones rupestres demuestran que el lugar todavía estaba en funcionamiento alrededor de 1450 a.C. Debe su éxito a su proximidad con la capital administrativa de Menfis, que estaba conectada a través de un camino de 120 kilómetros de longitud. Ayn Sukhna, al norte del golfo de Suez, realmente puede ser considerado el puerto de Menfis en el mar Rojo», afirma Pierre Tallet.

El equipo arqueológico ha encontrado fragmentos de barcos, cuerdas y papiros que se remontan a finales del reinado de Keops

«La historia de Wadi el-Jarf es diferente a la de Ayn Sukhna, a pesar de la escasa distancia que hay entre ambos asentamientos. Parece ser que fue ocupado en tiempos más antiguos, a finales de la dinastía III o principios de la IV, alrededor de 2650 a.C., pero tuvo una existencia más corta. Está localizado en la costa egipcia, justo enfrente de la región minera del Sinaí, donde los egipcios extraían cobre y turquesa. Por otro lado, un equipo canadiense ha identificado un embarcadero en el Sinaí, contemporáneo al de Wadi el-Jarf, en el-Markha, cerca de la moderna ciudad de Abu Zenima», explica Tallet.

¿Por qué el puerto de Wadi el-Jarf pasó desapercibido ante los ojos de tantos exploradores? ¿Y qué tiene que ver Ayn Sukhna con Wadi el-Jarf? «Debido a los paralelismos entre Ayn Sukhna y Mersa Gawasis, un tercer puerto faraónico en el mar Rojo, sabemos desde hace diez años cuáles son las características de un puerto faraónico, entre ellas la presencia de galerías talladas en las montañas junto al mar, que servían para almacenar embarcaciones desmontables en el período comprendido entre dos expediciones. La identificación de esta característica en Wadi el-Jarf nos sugirió, desde el comienzo de nuestro trabajo, que el sitio era un antiguo puerto», argumenta Pierre Tallet.

La mayor parte de los restos arqueológicos ha sido descubierta en una zona del terreno que presenta 30 galerías talladas en el lecho rocoso, a unos cinco kilómetros de la costa, donde se almacenaban los barcos desmontados una vez que habían finalizado las expediciones que organizaban los egipcios regularmente hacia el Sinaí. El equipo arqueológico ha encontrado fragmentos de barcos, cuerdas y papiros que se remontan a finales del reinado de Keops. El nombre del faraón aparece inscrito en los bloques de piedra que sellaban las galerías y que datan del año 2650 a.C. La cerámica hallada se remonta al comienzo de la dinastía IV y parece ser que el lugar no fue utilizado más adelante. Los arqueólogos han localizado un embarcadero en forma de "L" sumergido en la orilla, y al pie del embarcadero han encontrado 25 anclas de época faraónica y cerámica idéntica a la de las galerías, de la dinastía IV. «Todos estos elementos demuestran claramente que se trata del puerto artificial más antiguo del mundo descubierto hasta la fecha, mil años más antiguo que cualquier otra estructura portuaria conocida en el mundo. A unos 200 metros de la costa también hemos descubierto un edificio en el que se habían almacenado 99 anclas de época faraónica, algunos de ellos con inscripciones jeroglíficas que probablemente hacen referencia a los nombres de los barcos», asegura Tallet.

Wadi el-Jarf
AP PHOTOS / EGYPT'S SUPREME COUNCIL OF ANTIQUITIES / GTRES

Fragmento de un papiro con inscripciones jeroglíficas hallado en el sitio arqueológico de Wadi el-Jarf, en Egipto.

Igual de relevante ha sido el descubrimiento de los papiros más antiguos hallados hasta ahora en Egipto. «Hemos hallado cientos de fragmentos de papiros de diferentes medidas, esparcidos y enterrados en la arena, en la zona de las galerías, aunque la mayoría se localizaban en un mismo lugar, parece ser que fueron desechados cuando el sitio fue abandonado. Están relacionados con el asentamiento y la mayoría son registros que informan del funcionamiento de la administración, del reparto de comida y bebida a los trabajadores. Pero también tenemos fragmentos del diario de un oficial de la dinastía IV, que estaba relacionado con la construcción de la Gran Pirámide de Keops en Gizeh», revela el arqueólogo francés. «Éstos son hasta el momento los papiros escritos más antiguos que se han encontrado en Egipto. En la tumba del canciller Hemaka, en Saqqara, se descubrió un papiro sin inscripciones que se remonta al reinado de Den, el quinto faraón de la dinastía I, aproximadamente en 2900 a.C. Pero hasta el momento sólo hay constancia de tres grandes lotes de papiros del Antiguo Egipto: los de Wadi el-Jarf son claramente los más antiguos, ya que se remontan a finales del reinado de Keops, aproximadamente en 2600 a.C. En cambio, los papiros de Gebelein probablemente se remontan a finales de la dinastía IV, aproximadamente en 2500 a.C., y los de Abusir se remontan a finales de la dinastía V, aproximadamente en 2350 a.C.», puntualiza.