Descubren el caso de decapitación más antiguo de América

La decapitación no fue una práctica exclusiva de las sociedades andinas, sino que fue común en todo el continente americano

Cráneo decapitado

Cráneo decapitado

Cráneo decapitado hallado en la Tumba 26. La mano derecha estaba colocada sobre la parte izquierda del cráneo con las falanges distales hacia el mentón; y la izquierda sobre la parte derecha del cráneo con las falanges distales hacia la frente.

Foto: Danilo Bernardo / Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology

28 de septiembre de 2015

Un equipo arqueológico internacional ha descubierto el caso de decapitación más antiguo del continente americano, divulgado recientemente en la publicación Plos One. Los restos óseos, de más de 9.000 años de antigüedad, corresponden a un hombre adulto y están formados por un cráneo, una mandíbula, las seis primeras vértebras cervicales y dos manos: la derecha estaba colocada sobre la parte izquierda del cráneo con las falanges distales hacia el mentón; y la izquierda sobre la parte derecha del cráneo con las falanges distales hacia la frente.

La decapitación "no fue un acto violento contra el enemigo", según André Strauss

Los despojos fueron hallados en 2007 en una tumba del sitio arqueológico de Lapa do Santo, un abrigo rocoso situado al sureste de Brasil que también contiene las pinturas rupestres más antiguas de Sudamérica, entre ellas una figura con un falo desproporcionado. El individuo de la Tumba 26 parece que fue un miembro de la comunidad y su decapitación "no fue un acto violento contra el enemigo, sino parte de un conjunto de rituales mortuorios más amplios que incluían la manipulación del cuerpo", sostienen los investigadores del estudio, dirigido por André Strauss, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, con sede en Leipzig (Alemania). "Ante la ausencia aparente de bienes o de una arquitectura elaborada, los habitantes de Lagoa Santa parece ser que utilizaron el cuerpo humano para materializar y expresar sus principios cosmológicos concernientes a la muerte", concluyen.