Escocia

Descubren dos cámaras secretas en un castillo medieval escocés

El hallazgo, que se ha producido en una torre del siglo XIII, en el Castillo Drum, incluye un baño con un retrete de la época

1 / 4

1 / 4

Castillo Drum

Castillo Drum

El Castillo Drum, situado a unos 16 kilómetros de la ciudad de Aberdeen, con su torre medieval en proceso de restauración.  

© NATIONAL TRUST FOR SCOTLAND

2 / 4

Castillo Drum

Castillo Drum

Entrada y pasadizo secreto que comunica con el baño.  

© NATIONAL TRUST FOR SCOTLAND

3 / 4

Castillo Drum

Castillo Drum

Una de las cámaras secretas descubiertas en el Castillo Drum. 

© NATIONAL TRUST FOR SCOTLAND

4 / 4

Castillo Drum

Castillo Drum

Los restos del retrete original, de época medieval.  

© NATIONAL TRUST FOR SCOTLAND

22 de julio de 2013

Un equipo de arqueólogos ha descubierto dos cámaras secretas de época medieval en el Castillo Drum, a unos 16 kilómetros de la ciudad de Aberdeen, en la costa este de Escocia, según anunció la National Trust for Scotland en un comunicado que difundió el pasado 4 de julio. El hallazgo se ha producido durante los trabajos de conservación de la torre medieval, que data del siglo XIII y que es una de las más antiguas de Escocia. El Castillo Drum ha sido durante siglos la residencia del jefe del clan Irvine, desde que William de Irwin se convirtió en escudero y secretario de Roberto I Bruce (Robert the Bruce), rey de Escocia entre 1306 y 1329, quien destruyó a las fuerzas inglesas en Bannockburn en 1314. La torre, sin embargo, es anterior a estas fechas, cuando en la zona se localizaba un pabellón de caza de la realeza. 

«Sabíamos que habían pasadizos ocultos porque en la primera planta hay aberturas de ventanas, pero desde el interior de la torre no podíamos ver dónde estaban las ventanas porque permanecían ocultas tras las estanterías de una biblioteca del siglo XIX», explica el arqueólogo Jonathan Clark, de FAS Heritage. «Retiramos cuidadosamente los escombros que bloqueaban las ventanas y echamos un vistazo al interior y, a través de la débil luz de una linterna y del polvo atrapado durante siglos, nos sorprendimos al descubrir una cámara medieval perfectamente conservada y completa, con los restos de un baño que incluía los restos del asiento del inodoro original y la entrada original al salón medieval», añade. 

«Esta mañana, mientras continuaban los trabajos, hemos realizado otro descubrimiento fascinante: una segunda cámara en la que, según la leyenda, Mary Irvine escondió a su hermano durante tres años, tras la derrota en la batalla de Culloden [en 1746, entre el ejército jacobita, formado por clanes, y el británico]. Es un enorme descubrimiento para el Castillo Drum», expresa Jonathan Clarke, que sostiene que ambos espacios han permanecido ocultos, al menos, durante 150 años. La torre medieval forma parte de un complejo abierto al público que incluye una mansión y unos jardines que datan del siglo XVIII.