Descubierto un enorme campamento vikingo en el este de Inglaterra

Alec Forssmann

19 de mayo de 2017

El campamento vikingo de Lincolnshire, utilizado en invierno por guerreros, mujeres y niños, estaba situado en el actual pueblo de Torksey y era más grande que muchas ciudades de la época

Más información

Los vikingos en Inglaterra, la guerra entre sajones y daneses

Los vikingos en Inglaterra, la guerra entre sajones y daneses

Tras varios años de debates sobre la localización exacta y extensión del campamento vikingo de Lincolnshire, en el este de Inglaterra, un equipo de arqueólogos de las universidades de Sheffield y York ha conseguido determinar su ubicación y está revelando su enorme tamaño, según informó ayer la Universidad de Sheffield. "Los vikingos anteriormente habían asaltado con frecuencia los monasterios costeros más expuestos y habían regresado a Escandinavia en invierno, pero a finales del siglo IX llegaron en gran número y decidieron quedarse.

Esto era un claro mensaje de que no sólo planeaban asaltar y saquear, sino también conquistar y controlar", dice el arqueólogo Julian Richards, de la Universidad de York. El campamento vikingo de Lincolnshire, una posición defensiva y estratégica durante los meses de invierno, estaba situado en el actual pueblo de Torksey, a orillas del río Trent, y tenía un mínimo de 55 hectáreas de extensión, más grande que muchas ciudades de la época, entre ellas York.

Más información

Descubierto un barco funerario vikingo en Escocia

Descubierto un barco funerario de un guerrero vikingo

Las investigaciones arqueológicas demuestran que el campamento fue utilizado por miles de guerreros vikingos, mujeres y niños que se alojaron en tiendas de campaña de forma temporal, alrededor del año 872 d.C. El sitio también fue utilizado para reparar barcos, para fundir los objetos robados, para fabricar otros e incluso para el entretenimiento. "Sabemos que repararon sus barcos y que fundieron el oro y la plata procedentes del saqueo para hacer lingotes o barras metálicas que usaron para comerciar", dice Dawn Hadley, de la Universidad de Sheffield, quien ha dirigido la investigación.

"Los detectoristas de metales también han encontrado más de 300 fichas o piezas de plomo para jugar, que indican que los vikingos, incluyendo las mujeres y los niños, emplearon mucho tiempo jugando y esperando a la primavera para comenzar su próxima ofensiva", añade. Entre los hallazgos realizados por los arqueólogos y detectoristas de metales hay más de 300 monedas, entre ellas 100 monedas de plata de origen árabe, más de 50 piezas de plata desmenuzada, herramientas de hierro, husillos, agujas y pesos de pesca. La exposición Vikingo: redescubrir la leyenda, del 19 de mayo al 5 de noviembre de 2017 en el Museo de Yorkshire, incluye una experiencia en realidad virtual basada en los hallazgos realizados en Torksey.