Descubierta la tumba de un médico real en Abusir

Un equipo de arqueólogos checos ha descubierto en la necrópolis real de Abusir, en Egipto, la tumba de un médico del Imperio Antiguo

actualidad

actualidad

13 de enero de 2014

Dirigidos por Miroslav Bárta, miembros del Instituto Checo de Egiptología han descubierto la tumba de un médico que vivió hace unos 4.400 años, durante la dinastía V. El hallazgo se ha producido en la necrópolis de Abusir, que se encuentra a 27 kilómetros al sur de El Cairo.

El médico del faraón

La tumba, construida en piedra caliza, es de grandes dimensiones: mide 14 por 21 metros de largo y cuatro metros de altura; consta de un patio interior y ocho cámaras funerarias destinadas a este funcionario real y a sus familiares. Los egiptólogos han logrado descifrar el nombre y los títulos del propietario de la tumba, inscritos en una estela-falsa puerta, el lugar por donde podía pasar el ka o aliento vital del difunto. Se llamaba Shep-
seska Ankh, que significa «Shepseska vive», y además de médico real era sacerdote tanto del dios sol Re como del dios Khnum, la divinidad con cabeza de carnero que creaba las cosas y los seres vivos en su torno de alfarero.
Los egiptólogos creen, además, que Shepseska Ankh sirvió al faraón Niuserre, bajo cuyo reinado el culto al dios Re alcanzó su apogeo y los funcionarios reales adquirieron gran influencia y poder, siendo enterrados en lujosas tumbas como la que acaba de descubrirse. La sepultura de Shepseska Ankh es la tercera de un médico que se ha encontrado en la necrópolis de Abusir.