Decenas de esqueletos de la Edad Media salen a la luz en un instituto de Suiza

La sala de canto de la escuela, situada en Küsnacht (Zúrich), fue construida en 1834 sobre un cementerio medieval

1 / 3
kusnacht1. Excavación en la escuela Kantonsschule Küsnacht

1 / 3

Excavación en la escuela Kantonsschule Küsnacht

Foto: Kanton Zürich Baudirektion

kusnacht2. Esqueletos de la Edad Media

2 / 3

Esqueletos de la Edad Media

Foto: Kanton Zürich Baudirektion

kusnacht3. Gran expectación entre los alumnos

3 / 3

Gran expectación entre los alumnos

Foto: Kanton Zürich Baudirektion

kusnacht2

Decenas de esqueletos de la Edad Media salen a la luz en un instituto de Suiza

Una excavación en la sala de canto de una escuela de educación secundaria del cantón de Zúrich, motivada por la instalación de un sistema de ventilación subterráneo, ha sacado a la luz varias decenas de esqueletos de la Edad Media: tanto hombres como mujeres y niños de la clase rural que fueron envueltos en sudarios y enterrados en ataúdes sin ningún tipo de ajuar funerario; a lo largo de los siglos, y cuando se abrieron nuevas tumbas, los huesos más viejos fueron empujados a un lado, según explica a este medio el Departamento de Construcción del Cantón de Zúrich.

Ruinas medievales bajo el gimnasio de un instituto de Turku, en Finlandia

Más información

Ruinas medievales bajo el gimnasio del instituto

7

Fotografías

La excavación arqueológica ha creado una gran expectación entre los alumnos del centro y ha inspirado a dos de ellos en sus proyectos de fin de estudios: el examen de los huesos en un caso y un documental sobre la excavación en otro caso. "Un graduado ha destacado lo especial que resulta pensar que, durante tantos años, han estado cantando encima de los esqueletos", ha comentado Christian Grütter, el director de la escuela Kantonsschule Küsnacht, a Swissinfo.

La excavación arqueológica ha creado gran expectación entre los alumnos del centro

La sala de canto de la escuela, situada en Küsnacht (Zúrich), fue construida en 1834 sobre un cementerio medieval. Un hueso fechado por radiocarbono data del siglo X d.C., lo que demuestra que la iglesia del pueblo, junto a la cual se extendió el cementerio medieval, fue construida mucho antes de su primera mención escrita, en 1188. Los esqueletos, bien conservados a pesar de las frecuentes inundaciones, aportarán información sobre las condiciones de vida y salud de los antiguos habitantes del municipio.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?