IMAGEN DE LA SEMANA

Constantino aplasta a sus enemigos en un carro triunfal

«Gemma Constantiniana»

«Gemma Constantiniana»

© RIJKSMUSEUM VAN OUDHEDEN, LEIDEN / DE NIEUWE KERK, AMSTERDAM

Los camafeos eran objetos de lujo muy apreciados por los romanos adinerados. Estas joyas tan delicadas muestran figuras en relieve que fueron talladas en piedras semipreciosas como el ágata o el ónix. Muchas de estas piezas fueron concebidas en su época como elementos de propaganda imperial. La Gemma Augustea y la Gemma Claudia, por ejemplo, fueron creadas para ensalzar a Augusto y a Claudio respectivamente. La Gemma Constantiniana es uno de los camafeos más admirables de la Antigüedad clásica. Fue elaborado por un diestro tallista para conmemorar la victoria de Constantino sobre Majencio en la batalla del Puente Milvio, el 28 de octubre de 312. Muestra a Constantino y a su mujer Fausta en un carro triunfal, rodeados de Helena, la madre del emperador, y de Crispo, su hijo primogénito. Una Victoria alada se dispone a ponerle una corona triunfal, mientras el carro tirado por dos centauros aplasta a sus enemigos. En el siglo XVII perteneció al pintor Peter Paul Rubens, gran coleccionista de antigüedades, y en esa misma época Theodore Rogiers le añadió un marco de oro adornado con gemas. La Gemma Constantiniana pertenece al Museo Nacional de Antigüedades de Leiden, pero hasta el 7 de febrero de 2016 se exhibe en la exposición Roma. El sueño del emperador Constantino, en el museo De Nieuwe Kerk de Ámsterdam.