Colorean las fotografías del hallazgo de la tumba de Tutankamón

El proceso de coloreado digital permite revivir las sensaciones que experimentaron Howard Carter y sus ayudantes

Ver todas las fotos

19 de noviembre de 2015

Howard Carter, los orígenes de un arqueólogo

El domingo 26 de noviembre de 1922, hace 93 años, Lord Carnarvon le preguntó a Howard Carter: "¿Ve usted algo?". El egiptólogo inglés respondió: "Sí, cosas maravillosas". ¿Cómo fue "el día más maravilloso", en palabras de Carter, que vivió el arqueólogo en su vida? ¿Qué impresión le causó la tumba de Tutankamón? ¿Qué sintió al pasear la mirada por las cámaras repletas de tesoros intactos? Harry Burton, el fotógrafo arqueológico más reputado de la época, registró todos los objetos de forma minuciosa con una cámara de fuelle que se apoyaba en un trípode. Sus fotografías en blanco y negro tienen un valor inestimable. Esta modalidad tiene mayor poder de evocación, realza los volúmenes, juega con las luces... pero no permite apreciar el oro y toda la riqueza cromática del Antiguo Egipto. "Surgieron de la oscuridad los detalles de la estancia que se abría ante mí: extraños animales, estatuas y oro. Por todas partes el brillo del oro", explicó Carter.

El oro de la máscara funeraria

Por primera vez se pueden contemplar las fotografías de Burton en color. El proceso de coloreado digital, por parte de la compañía británica Dynamichrome, permite revivir las sensaciones que experimentaron Carter y sus ayudantes al penetrar en la tumba de Tutankamón. Si es lícito o no, eso ya es otro debate. La cuestión es que, por primera vez, se pueden contemplar todos los matices de los objetos en el lugar de su descubrimiento. No sólo el oro de la máscara funeraria, sino también el alabastro de los vasos para ungüentos o la madera pintada de negro de los centinelas de la antecámara. Más de veinte imágenes de alta calidad, realizadas en colaboración con el Instituto Griffith de Oxford y con motivo de la muestra El descubrimiento del Rey Tut, que se inaugura el sábado 21 de noviembre en Nueva York y que se podrá visitar hasta el 1 de mayo de 2016.

Outbrain