Así es Sac Actun, el laberíntico sistema de cavernas inundadas de México

El conjunto de cavidades interconectadas suma 347 kilómetros, pero de comprobarse su conexión con otros sistemas aledaños podría ser un sistema monstruoso de hasta 1.000 kilómetros

1 / 19
granacuiferomaya1. Cráneo humano

1 / 19

Cráneo humano

Cráneo humano sumergido.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya2. Dios maya del comercio

2 / 19

Dios maya del comercio

Detalle del puño del dios maya del comercio.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya3. Vasija

3 / 19

Vasija

Detalle de una vasija.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya4. Edificación maya

4 / 19

Edificación maya

Edificación maya sobre una cueva.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya5. Escaleras

5 / 19

Escaleras

Escaleras que dirigen al cenote.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya6. Espécimen 1

6 / 19

Espécimen 1

Espécimen 1, hallado durante las investigaciones arqueológicas subacuáticas.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya7. Arqueólogos subacuáticos

7 / 19

Arqueólogos subacuáticos

Dos arqueólogos subacuáticos del proyecto Gran Acuífero Maya.

Foto: Jan Arild Aaserud / Proyecto GAM, INAH

granacuiferomaya8. Mandíbula y molares

8 / 19

Mandíbula y molares

Mandíbula y molares de un ser humano.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya9. Marcas de un perezoso

9 / 19

Marcas de un perezoso

Marcas realizadas por un perezoso.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya10. Mascarón

10 / 19

Mascarón

Mascarón 10.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya11. Dios maya del comercio

11 / 19

Dios maya del comercio

Mascarón del dios maya del comercio.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya12. Muro

12 / 19

Muro

Muro localizado en la entrada a una cueva.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya13. Restos de un oso

13 / 19

Restos de un oso

Restos de un oso del Pleistoceno.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya14. Puño

14 / 19

Puño

Puño sumergido.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya15. Fragmento cerámico

15 / 19

Fragmento cerámico

Tiesto cerámico.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya16. Exploración subacuática

16 / 19

Exploración subacuática

Exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya17. Vasija ofrendada

17 / 19

Vasija ofrendada

Vasija ofrendada en el centro.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya18. Vasija

18 / 19

Vasija

Vasija sumergida.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya19. Fragmento

19 / 19

Fragmento

Fragmento de una vasija.

Foto: Archivo Gran Acuifero Maya, INAH

granacuiferomaya11

Así es Sac Actun, el laberíntico sistema de cavernas inundadas de México

Revolución en la arqueología maya: aparecen miles de estructuras ocultas en la selva de Guatemala

Más información

¡La civilización maya era mucho más grande de lo que se creía!

10

Fotografías

Sac Actun es un laberíntico sistema de cavernas inundadas que se extiende bajo el suelo del estado de Quintana Roo, en la península de Yucatán, en el sureste de México, y que podría ser "el más grande de nuestro planeta", según explica el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en un boletín difundido el pasado lunes. El conjunto de cavidades interconectadas suma 347 kilómetros, pero de comprobarse su conexión con otros sistemas aledaños podría ser un sistema monstruoso de hasta 1.000 kilómetros, en cuyas entrañas reposan restos humanos y faunísticos de distintas épocas. A lo largo de este inmenso sistema subacuático se han localizado 248 cenotes que sirven de entrada y 198 contextos arqueológicos: 138 parecen estar vinculados a la civilización maya y al menos dos contienen restos óseos de individuos precerámicos, de más de 9.000 años de antigüedad. El sistema Sac Actun, ubicado en Tulum y que significa "Cueva Blanca" en maya, será promovido como bien mixto ante la Unesco.

Estas cavernas subterráneas son verdaderos túneles del tiempo que resguardan la historia remota y reciente de Quintana Roo. A finales del último periodo glacial, el nivel del agua estaba a unos 100 metros por debajo de la superficie actual. El deshielo causó la subida del nivel del agua e inundó las cavidades que originalmente estaban secas, por ello se han conservado en su interior, y bajo condiciones idóneas, restos de megafauna extinta del Pleistoceno. En un par de sitios de Sac Actun hay restos óseos de humanos de más de 9.000 años de antigüedad, que serán examinados este año: un cráneo y el esqueleto de un individuo, al parecer completo, pero que se halla disperso. También hay muros, pasajes y altares que fueron usados por los mayas, pero que incluso podrían datar de épocas anteriores. En un contexto funerario de origen maya hay restos humanos y una ofrenda de cerámica asociada a estos restos, y en otra sección del sistema hay fragmentos de un incensario con la posible representación de Ek Chuak, el dios maya del comercio, entre otras cosas.

Estas cavernas son túneles del tiempo que resguardan la historia remota y reciente de Quintana Roo

"En 2004 empecé a explorar Sac Actun y quedé fascinado por su belleza rodeada de estalagmitas y estalactitas. Entonces sólo se conocían 17 kilómetros del sistema de cuevas inundadas y ahora, después de buscar otras conexiones en lo que equiparo con un collar de perlas, alcanza 347 kilómetros", dice Robert Schmittner, responsable de la exploración subacuática del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM). Schmittner es un alemán establecido en las playas de Quintana Roo desde hace dos décadas, quien ha persistido a lo largo de 14 años en descubrir las cavernas subterráneas de Sac Actun, en inmersiones de hasta seis horas, con una visibilidad mínima y en profundidades que van de los 20 a los 100 metros. El pasado 10 de enero, el leve sonido de una corriente lo alertó de la existencia de una conexión a otro sistema de cavidades, denominado Dos Ojos, un paso tan estrecho que el buzo tuvo que retirar los dos tanques de oxígeno que lo flanqueaban. El arqueólogo Guillermo de Anda Alanís, director del proyecto GAM, coordinado por el INAH y en colaboración con National Geographic Society, sólo puede hablar en términos superlativos al referirse a Sac Actun, que ha absorbido al sistema Dos Ojos para alcanzar una extensión equivalente a la distancia entre las ciudades de Cancún y Chetumal, ambas ubicadas en la península de Yucatán.

¿Cuánto sabes sobre los mayas?

Más información

TEST NG: ¿Cuánto sabes sobre los mayas?

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?