Así era el rostro del primer británico conocido

El Hombre de Cheddar, el esqueleto humano casi completo más antiguo de Gran Bretaña, experimentó una muerte violenta hace 10.000 años

1 / 3

1 / 3

cheddarman1. Reconstrucción facial

Reconstrucción facial

El Hombre de Cheddar tenía los ojos azules, el cabello oscuro y rizado y una pigmentación cutánea entre el oscuro y el negro; su piel era más oscura de lo que se creía hasta ahora.

Foto: courtesy of Channel 4 / UCL

2 / 3

cheddarman3. Muerte violenta

Muerte violenta

El Hombre de Cheddar presenta una gran lesión justo encima de la órbita craneal derecha, por lo que parece que experimentó una muerte violenta.

Foto: courtesy of Channel 4 / UCL

3 / 3

cheddarman2. Modelado prehistórico

Modelado prehistórico

La reconstrucción facial del Hombre de Cheddar es un proyecto de colaboración entre la University College de Londres, el Museo de Historia Natural y los mayores especialistas del mundo en modelado prehistórico.

Foto: courtesy of Channel 4 / UCL

Alec Forssmann

7 de febrero de 2018

Cráneos-copa y canibalismo en la cueva de Gough

Más información

Cráneos-copa y canibalismo en la cueva de Gough

Cheddar Man es el nombre que recibe un esqueleto humano de casi 10.000 años de antigüedad que fue desenterrado en 1903 en la cueva de Gough, en la localidad de Cheddar, en el suroeste de Inglaterra. El Hombre de Cheddar, el esqueleto humano casi completo más antiguo de Gran Bretaña, presenta una gran lesión justo encima de la órbita craneal derecha, por lo que parece que experimentó una muerte violenta. En la cueva de Gough se practicó el canibalismo e incluso se modificaron los cráneos para darles forma de cuenco. Más de 100 años después de su hallazgo, el Hombre de Cheddar sigue rodeado de misterio e intriga. ¿Qué aspecto tenía?

Unos científicos del Museo de Historia Natural (Londres) realizaron una pequeña perforación de 2 milímetros de ancho en el cráneo de Cheddar Man y, como el ADN estaba excepcionalmente bien conservado, posiblemente debido a las condiciones frías y estables de la cueva de piedra caliza, extrajeron la suficiente información genética como para intentar realizar una reconstrucción facial, incluyendo el color de la piel, de los ojos y del cabello. El sorprendente resultado final, un proyecto de colaboración entre la University College de Londres, el Museo de Historia Natural y los mayores especialistas del mundo en modelado prehistórico, ha sido revelado hoy por gentileza de Channel 4, que emitirá el documental First Brit: Secrets of the 10,000 Year Old Man.

"Su perfil genético lo sitúa entre tantos otros europeos mesolíticos de España o Hungría", dice Thomas

El Hombre de Cheddar tenía los ojos azules, el cabello oscuro y rizado y una pigmentación cutánea entre el oscuro y el negro; su piel era más oscura de lo que se creía hasta ahora. "El descubrimiento sugiere que la pigmentación más clara de la piel, hoy considerada una característica determinante del norte de Europa, es un fenómeno mucho más reciente", explica la University College de Londres en un comunicado. "El perfil genético del Hombre de Cheddar lo sitúa entre tantos otros europeos mesolíticos de España, Hungría y Luxemburgo, cuyo ADN ya ha sido analizado. Estos cazadores-recolectores occidentales migraron hacia Europa a finales del último periodo glacial y el grupo incluía a los antepasados de Cheddar Man", observa el profesor Mark Thomas, de la University College de Londres. Aproximadamente un 10% de la ascendencia indígena británica puede ser atribuido a esta población.