Ámsterdam

Ámsterdam cautivó a Pedro el Grande

La única filial europea del célebre Hermitage presenta una muestra dedicada al prominente zar y que rinde homenaje a las relaciones históricas entre Holanda y Rusia

1 / 4

1 / 4

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

Retrato de Pedro el Grande, óleo de un artista anónimo posterior a Jean-Marc Nattier y al año 1717.

 

© STATE HERMITAGE MUSEUM, SAINT PETERSBURG / HERMITAGE AMSTERDAM

2 / 4

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

Indumentaria formal de Pedro el Grande, procedente de Berlín (1720-1730).

© STATE HERMITAGE MUSEUM, SAINT PETERSBURG / HERMITAGE AMSTERDAM

3 / 4

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

Botiquín de viaje de Pedro el Grande, procedente de Augsburgo, Alemania (1613-1615).

© STATE HERMITAGE MUSEUM, SAINT PETERSBURG / HERMITAGE AMSTERDAM

4 / 4

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

«Pedro el Grande, un zar inspirado»

Máscara mortuoria de bronce de Pedro el Grande, de un original de Bartolomeo Rastrelli, posterior a 1725.

© STATE HERMITAGE MUSEUM, SAINT PETERSBURG / HERMITAGE AMSTERDAM

La única filial europea del célebre Hermitage presenta una muestra dedicada al prominente zar y que rinde homenaje a las relaciones históricas entre Holanda y Rusia

Este 2013 es un año de celebraciones para Rusia. El 7 de febrero de 1613, hace 400 años, una asamblea controlada por la nueva nobleza rusa eligió zar a Miguel Románov, el primero de la dinastía Románov, que reinó en Rusia hasta 1917. El 27 de mayo de 1703, hace 310 años, el zar Pedro el Grande, el más prominente de la dinastía Románov, fundó la espléndida ciudad de San Petersburgo en el delta del río Neva. Y en noviembre de 1813, hace casi 200 años, tras la derrota de Napoleón en la batalla de Leipzig (Alemania), los cosacos rusos avanzaron hasta las puertas de Ámsterdam.

El museo Hermitage de Ámsterdam, la única filial europea del célebre Hermitage de San Petersburgo, rinde homenaje a las relaciones históricas entre Holanda y Rusia con la muestra Pedro el Grande, un zar inspirado, que se podrá visitar hasta el 13 de septiembre de 2013. Ambos países han sido importantes socios comerciales desde la Edad de Oro neerlandesa, en el siglo XVII, y en adelante. El 21 de febrero de 1816, el rey neerlandés Guillermo II se casó con Ana Pavlovna, hermana menor del zar Alejandro I de Rusia. La apertura del Hermitage de Ámsterdam, en 2009, es un ejemplo más de los estrechos vínculos que mantienen ambos países.

Pedro el Grande (1672-1725) conviritió a Rusia en una potencia mundial y fue el artífice de la occidentalización y modernización de su país, desde los 17 años y a lo largo de toda su vida. Sus principales logros consistieron en reformar el ejército y la Iglesia, expandir el comercio y la industria y mejorar la educación y la sanidad pública. La exposición reúne objetos personales del zar, como por ejemplo sus trajes y una de sus carrozas, además de cuadros, joyas de oro, armas, documentos únicos y otras piezas históricas. Pedro el Grande fue un viajero entusiasta y fue precisamente la ciudad de Ámsterdam la que le inspiró para fundar su nueva capital.