Próximo Oriente

Abre al turismo Madaen Saleh, en Arabia Saudí

Las autoridades saudíes rompen las barreras religiosas que desde 1932 prohibían el acceso a los restos de este importante yacimiento

1 / 1

1 / 1

42-33043697. Madaen Saleh, un nuevo atractivo turístico

Madaen Saleh, un nuevo atractivo turístico

Fachada de una de las tumbas de la ciudad nabatea de Madaen Saleh, en Arabia Saudí, ahora abierta al turismo.

Eric Lafforgue - CORBIS / CORDON PRESS

21 de mayo de 2013

Arabia Saudí acaba de abrir al turismo las ruinas de Madaen Saleh, una milenaria ciudad del reino nabateo que guarda una gran similitud con Petra, la famosa y turística ciudad rosa del desierto de Jordania.

Una apertura polémica

Aunque Madaen Saleh es patrimonio de la Humanidad desde el año 2008, su acceso estuvo prohibido durante casi un siglo por motivos estrictamente religiosos. Según una antigua tradición, Alá acabó con la tribu que habitaba la ciudad debido a su falta de fe.

Durante los últimos cinco años, los arqueólogos han hecho grandes esfuerzos para convencer a los dignatarios religiosos de la importancia que tendría para el país la apertura al turismo de este importante yacimiento. Al final, y sin la unanimidad total de las autoridades religiosas, la Organización General del Turismo y la Arqueología saudí (OGTA) anunció su apertura el pasado mes de diciembre.

Madaen Saleh, con una superifice de unos quince kilómetros cuadrados, tiene gran atractivo para los amantes del turismo arqueológico con sus 138 tumbas excavadas en la roca. Algunas de las sepulturas contienen valiosas inscripciones que hacen referencia a la importancia social del difunto, su nombre y en ocasiones su edad. En la ciudad también hay viviendas y mausoleos esculpidos en la roca viva. La zona fue habitada ininterrumpidamente durante cinco mil años por asirios, nabateos y romanos.