Grecia

¿A dónde conduce esta puerta?

Los arqueólogos que excavan en la tumba de Anfípolis se han topado en esta ocasión con una puerta de mármol con dos batientes articulados con bisagras

1 / 3

1 / 3

Anfípolis

Anfípolis

En este diseño difundido por el Ministerio de Cultura de Grecia se pueden ver las características que presenta esta nueva entrada. 

© HELLENIC MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS

2 / 3

Anfípolis

Anfípolis

Detalle de las molduras de la puerta de mármol, que imitan la cabeza de un clavo. 

© HELLENIC MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS

3 / 3

Anfípolis

Anfípolis

Los arqueólogos están apuntalando las bóvedas para evitar el derrumbe de las mismas. 

© HELLENIC MINISTRY OF CULTURE AND SPORTS

2 de octubre de 2014

Avanzan las excavaciones en la tumba de Anfípolis y crece la expectación. El Ministerio de Cultura de Grecia acaba de difundir nuevas imágenes del interior de la tumba y un comunicado con importantes informaciones de la periodista Anna Panagiotarea. Los arqueólogos retiraron ayer la tierra que cubría parcialmente la tercera cámara y dejaron a la vista la entrada que presumiblemente conduce a una cuarta cámara. El imponente marco y la puerta son de mármol de Tasos y esta última contiene ornamentos o molduras centrales que imitan la cabeza de un clavo. En esta ocasión los arqueólogos se han topado con una puerta con dos batientes articulados con bisagras, a diferencia de las entradas precedentes, que estaban selladas con el mayor esmero posible. Tanto la entrada de las esfinges como la de las cariátides miden 1,67 metros de ancho, mientras que esta tercera entrada tiene una anchura de 1,50 metros. Durante las excavaciones han aparecido clavos de bronce y de hierro.

El recorrido parece descender

El comunicado explica que se están tomando las medidas de seguridad oportunas para apuntalar las bóvedas y evitar su derrumbe. Los arqueólogos también han observado que el terraplén describe una pendiente de sur a norte, con una variación de más de un metro de altura. Los sondeos realizados indican que el suelo del cuarto recinto, aún inexplorado, se encuentra a un nivel inferior que los anteriores, por lo que puede que haya una escalera o una rampa que descienda justo después de esta puerta. Por otro lado, Katerina Peristeri, la directora de las excavaciones, ha recordado que un fuerte terremoto sacudió Anfípolis en el siglo VI d.C. y que pudo causar daños en la estructura de la tumba. No descarta que se cometieran saqueos en la Antigüedad: Hay una fuerte evidencia de que hubo intentos de saqueo, pero no lo sabremos hasta que lleguemos a la tumba