Tarragona

79 monedas de la época de Augusto

Una exposición en el MNAT reúne 79 monedas muy representativas que circulaban por el mundo romano en los siglos I a.C. y I d.C.

1 / 3

1 / 3

'La moneda en época de Augusto'

'La moneda en época de Augusto'

Áureo con la efigie de Augusto divinizado tras su muerte (14-16 d.C.), procedente de la ceca de Lugdunum (Lyon).

Foto: Museu Nacional Arqueològic de Tarragona

2 / 3

'La moneda en época de Augusto'

'La moneda en época de Augusto'

Reverso de un denario de Caius Iulius Caesar (49-48 a.C.), con la representación de un elefante aplastando a una serpiente. Procedente de la ceca de la Galia.

Foto: Museu Nacional Arqueològic de Tarragona

3 / 3

'La moneda en época de Augusto'

'La moneda en época de Augusto'

La exposición en el MNAT.

Foto: Museu Nacional Arqueològic de Tarragona

Una exposición en el MNAT reúne 79 monedas muy representativas que circulaban por el mundo romano en los siglos I a.C. y I d.C.

Del 18 de diciembre de 2015 al 26 de junio de 2016, el Museu Nacional Arqueològic de Tarragona (MNAT) acoge la exposición La moneda en época de Augusto, que reúne 79 monedas muy representativas que circulaban por el mundo romano en los siglos I a.C. y I d.C. Por primera vez se muestra la serie completa de monedas acuñadas en Tarraco, dedicadas en gran parte a Augusto, el primer emperador del Imperio romano, quien fue "una de las personalidades más relevantes y trascendentes para la historia del mundo occidental y, en particular, para Hispania y para la ciudad de Tarraco", explica Francesc Tarrats, director del MNAT. Las primeras monedas romanas aparecieron entre el siglo IV y el III a.C., pero fue Augusto quien llevó a cabo una reforma del sistema monetario romano que permitió pagar con la misma moneda por todo el Imperio, facilitando el intercambio y el comercio. En la segunda mitad del siglo I a.C., la sociedad romana "experimentó una evolución tan profunda que constituyó un imperio y unas estructuras de organización de las cuales todos, directa o indirectamente, somos herederos", añade Tarrats.

El cometa de César

Mediante unas iconografías perfectamente estudiadas, Roma hizo de la moneda un instrumento de comunicación al servicio del poder. Desde Julio César y a lo largo de la época imperial, los gobernantes romanos incorporaron su imagen en el anverso de las monedas para darse a conocer en todos los extensos territorios que controlaban. En cambio, el reverso servía para plasmar ideas y conceptos sobre valores muy apreciados por los romanos como la religión, el ejército o la unidad del Imperio. Las monedas antiguas son una ventana al pasado, pero también son objetos artísticos tan atractivos como un mosaico o una escultura. En la exposición se puede contemplar un áureo con la efigie de Augusto divinizado tras su muerte, un proceso en el cual Tarraco fue pionera, o denarios con la representación de una galera pretoriana o del Caesaris astrum, el cometa de César, que fue observado en Italia durante siete días, en julio del año 44 a.C. Se exhiben monedas romanas de oro, plata y oricalco procedentes de las cecas de Roma, Asia Menor, Caesaraugusta o, cómo no, de Tarraco, una de las más importantes de Hispania en época republicana.