El volcán bajo el glaciar en Islandia

Las cuevas de Kverkfjöll, en el norte del glaciar Vatnajökull, han sido excavadas por el agua caliente que genera la fisura de un volcán

7 de agosto de 2017

En el glaciar Vatnajökull todo es desmesurado. Con sus 8.000 km2, podría cubrir la provincia de Madrid o la de Barcelona bajo un manto de 400 metros de espesor. En esa blanca meseta despuntan las cumbres más altas de Islandia. Para aumentar el dramatismo, siete volcanes laten en el interior del glaciar y su calor funde parcialmente el hielo. Es el caso de la caldera del Grímsvötn y su red de lagos, ocultos por una inmensa cúpula.

Las mejores fotos de auroras boreales

Al norte del Vatnajökull se hallan las cuevas de Kverkfjöll. Lo fascinante, aparte de su transparencia azul, es que han sido labradas por un río de aguas calientes que brota de las entrañas del glaciar. El olor a azufre reina en ese antro, donde algún visitante osa bañarse. Como el glaciar se mueve, las cuevas lo hacen con él y cambian de forma cada año. Esas fluctuaciones aumentan con el calor del verano, la época más azarosa para visitar Kverkfjöll.

Outbrain