El reto de la tortuga

Caretta caretta

Caretta caretta

24 de febrero de 2012

Superado un año más el arduo trabajo de encontrar un sitio donde anidar, una tortuga boba -Caretta caretta- chapotea entre las olas de Masira, una isla de la costa de Omán cuya importancia como zona de cría para esta especie en peligro es fundamental. Durante la temporada de reproducción las hembras de tortuga boba vuelven a la playa donde nacieron para poner huevos en intervalos de 12 a17 días.

Historia de dos atolones

Más información

Historia de dos atolones

Las hembras se reproducen por primera vez entre las edades de 17 y 33 años. Durante este periodo de desove realizan una media de 4 puestas de huevos con un promedio de unos 70 huevos por puesta. Luego pasan por un periodo de quiescencia en el cual no producen huevos durante dos o tres años.

La selección de la zona de anidación es importante, ya que influye los resultados de la puesta: la condición física de las crías, la proporción de pequeñas tortugas que logra emerger de la arena, y la vulnerabilidad ante los depredadores.

Por fuera poco, cuando regresan al mar, las tortugas tienen que esquivar las trampas mortales que suponen las redes de pesca.