Una nebulosa planetaria con brazos espirales

Nebulosa planetaria PK 329-02.2

Nebulosa planetaria PK 329-02.2

Foto: ESA /Hubble / NASA / Serge Meunier

Héctor Rodríguez

14 de octubre de 2016

La Cámara Planetaria y de Gran Angular 2 del telescopio espacial Hubble capturó esta imagen procesada con filtros verde, azul, rojo y de infrarrojos. En ella podemos apreciar dos brazos espirales que giran hacia el centro de la imagen y podrían hacernos creer erróneamente que estamos viendo una galaxia similar a nuestra Vía Láctea. Nos encontramos sin embargo ante un objeto de otro tipo, el llamado PK 329-02.2: una nebulosa planetaria en el interior de nuestra galaxia. Situada en el hemisferio sur, y también conocida como Menzel 2, debe su nombre al astrónomo estadounidense Donald Menzel, quien la descubrió a comienzos del siglo XX.

La engañosa denominación de nebulosa planetaria se debe a que vistas a través de los telescopios del siglo XVIII, estas nebulosas parecían gigantescos planetas gaseosos. Sin embargo, lo que nos muestra esta imagen es el último aliento de una estrella moribunda.

Las mejores fotos astronómicas del año según el Real Observatorio de Greenwich

Más información

Las mejores fotos astronómicas del año según el Real Observatorio de Greenwich

Cuando estrellas como nuestro Sol se acercan al final de su vida, dejan escapar al espacio sus capas más externas de gas. A medida que estas nubes de materia estelar se alejan de la estrella central, pueden dibujar complejas formas irregulares como las que forma el gas dispersado por el centro de esta imagen. Además, PK 329-02.2 presenta una bella simetría, ya que sus dos brillantes brazos espirales están perfectamente alineados con las dos estrellas binarias situadas en el centro de la nebulosa. Estas dos estrellas continuarán orbitándose mutuamente durante millones y millones de años, sin embargo, la nebulosa y sus brazos en espiral irán alejándose del centro hasta desvanecerse en "tan solo unos pocos miles de años".