Serengeti, "donde la tierra se prolonga eternamente"

Parque Nacional del Serengeti, Tanzania

Parque Nacional del Serengeti, Tanzania

13 de marzo de 2017

Cada año, los 14.763 kilómetros cuadrados del Parque Nacional del Serengeti, en Tanzania, acogen a millones de ñúes, cebras, gacelas… y a los depredadores que siguen su migración. El término masai para referirse al Serengeti podría traducirse como "allí donde la tierra se prolonga eternamente" o "las llanuras infinitas".

Leones del Serengeti

Más información

Leones del Serengeti

De esta tierra, el escritor sudafricano Laurens van der Post diría que: "los únicos seres vivientes que parece que pertenezcan al Serengeti son los animales salvajes. Entre los animales y África existe una comprensión que los seres humanos no han llegado todavía a descifrar".

Hoy en día, el Parque Nacional Serengeti, el Área de Conservación de Ngorongoro y la Reserva de Caza Maasai Mara a través de la frontera en Kenia, protegen una de las colecciones más grandes y más variadas de fauna salvaje en la Tierra y es uno de los últimos grandes sistemas migratorios intactos.

El Serengeti es la joya de la corona de las áreas protegidas de Tanzania, que en conjunto representan alrededor del 14% de la superficie del país, un récord de conservación que pocos países pueden igualar.

La Gran Migración

Más información

La Gran Migración

Pero, como cualquier zona protegida, el parque es en esencia una isla, un mundo primordial que ha sobrevivido hasta hoy. Si existe, es porque los seres humanos han acordado suspender sus prácticas habituales dentro de sus fronteras. Este pacto se ve sometido a continuas amenazas y, por el bien de las generaciones futuras, ha de renovarse constantemente.