El robot y el atardecer

23 de noviembre de 2017

Un robot explorador repta entre las rocas de la isla canaria de Lanzarote, España, también conocida como la isla de los mil volcanes. Un dron lo vigila atentamente desde el cielo mientras el Sol se pone.

Esta combinación por tierra y aire forma parte de la campaña de pruebas que ha aunado geología, equipos topográficos avanzados y exploración espacial. Durante cinco días de noviembre de 2017, Pangaea-X ha movilizado a 50 personas, cuatro agencias espaciales y 18 organizaciones en cinco localizaciones distintas.

El robot Asguard simuló un paseo lunar sobre superficies irregulares, elaborando un modelo 3D continuo del entorno mientras se desplazaba. Aunque se puede operar de forma manual, este explorador funciona principalmente en modo autónomo. El dron que lo sobrevuela recoge imágenes en alta resolución y crea modelos 3D del terreno.

Los ingenieros europeos esperan mejorar su autonomía y precisión para estudiar volcanes, cuevas y grandes túneles formados por lava. Este tipo de entornos son potenciales candidatos a albergar hábitats humanos en futuras misiones a la Luna y Marte.

Robot Robótica
Outbrain