Restos de un fuerte con doble muro de piedra, Dun Carloway, Lewis

salvaheb5

salvaheb5

23 de diciembre de 2009

Una cortina de niebla y cerca de 2.000 años separan las casas de los actuales isleños del broch de Dun Carloway, en Lewis, construido durante la edad del bronce. Los restos del fuerte con doble muro seco de piedra se levantan a unos diez metros de altura. Los expertos creen que estas estructuras, que gozaban de una situación privilegiada, ofrecían prestigio y también seguridad a las familias que vivieron en su interior.