El pueblo de Glen Rock, en Nueva Jersey, debe su nombre a este bloque errático de 570 toneladas

rocasviajerasfondo03

rocasviajerasfondo03

El pueblo de Glen Rock, en Nueva Jersey, debe su nombre a este bloque errático de 570 toneladas. Los científicos creen que un glaciar lo acarreó desde unos 30 kilómetros más al norte. Los indios lenape, que vivían en esta región, tenían otra teoría. El nombre que usaban para este tipo de rocas era pamachapuka, que significa «piedra caída del cielo».