Velocidad máxima

fondo07noviembre2012

fondo07noviembre2012

Pudiendo alcanzar velocidades de hasta 2,7 metros por segundo bajo el agua, los pingüinos emperador toman impulso para salir disparados desde el mar hasta el hielo como auténticos torpedos. Esto es posible gracias al aire que albergan entre su plumaje, el cual aplican a modo de lubricante para reducir la fricción durante su nado y alcanzar la máxima velocidad posible.

El pingüino emperador -Aptenodytes forsteri- es endémico de la Antártida. Se trata ademas, haciendo honor a su nombre, de la especie de pingüino más grande el mundo. Machos y la hembras son similares en plumaje y tamaño, pudiendo superar los 1,2 metros de altura y los 45 kilogramos de peso. Al igual que las demás especies de pingüinos, el emperador no puede volar, sin embargo posee unas alas rígidas y planas, y un cuerpo hidrodinámico particularmente adaptado al nado.

Más información

¿Cuánto sabes sobre pingüinos?

TEST NG: ¿Cuánto sabes sobre pingüinos?

Los pingüinos emperador cuentan además con otra serie de adaptaciones que hacen de ellos unos excelentes buceadores. Sus huesos son particularmente sólidos y prácticamente carecen de aire en su interior, lo que les permite soportar sin dificultad durante sus inmersiones una presión hasta 40 veces superior a la de la superficie terrestre. Además cuando se sumerge su consumo de oxígeno y ritmo cardíaco se reduce hasta niveles mínimos, haciendo posible que pueda permanecer bajo el agua durante períodos prolongados de tiempo.

Son solo algunas de las adaptaciones de un ave que ha evolucionado para vivir en el agua. En este reportaje te explicamos un poco más sobre como los pingüinos han hecho de nado un arte particular: Pingüinos emperador, velocidad de escape