El pato mandarín

Aix galericulata

Aix galericulata

Foto: Gtres

10 de octubre de 2017

Oriunda de China, Japón y Siberia esta especie de ave anseriforme de vivos colores es una de las especies de pájaros más admiradas por su belleza y elegancia. Es uno de los motivos por el que Aix galericulata, más conocido como el pato mandarín, ha sido introducido en numerosos parques naturales del mundo, pudiéndose encontrar en la actualidad en casi cualquier continente.

Elegante y de constitución robusta, este ave puede llegar a medir unos 45 centímetros de envergadura. Presenta un dimorfismo sexual profundamente marcado, siendo el macho inequívocamente reconocible con respecto a las hembras y otras aves similares. Así, en armonía con el pico de un tono rojo coral, este pájaro presenta un copete rojo con brillos metálicos de color verde sobre la frente donde, junto a dos franjas laterales de color blanco, destacan los ojos oscuros.

Asemejándose a unas barbas, posee unas plumas de un color naranja cobrizo. El pecho y la garganta son de color morado; el vientre es blanco, y los laterales son de un tono crema con dos bandas azuladas, que dan paso a sendas franjas anaranjadas curvadas hacia arriba. Un pato vestido de gala.

El sisón común: Ave del Año 2017

Más información

El sisón común: Ave del Año 2017