Zaragoza

Parque Natural del Monasterio de Piedra

MONASTERIO DE PIEDRA

MONASTERIO DE PIEDRA

BORDONADA / AGE FOTOSTOCK

El río Piedra ha esculpido a lo largo de los siglos un vergel de cascadas, lagos y grutas que confluyen en este paraje cercano al pueblo de Nuévalos. Un Parque Natural protege este recóndito lugar al que en el siglo XII llegaron trece monjes desde el monasterio de Poblet (Tarragona) para fundar otro enclave cisterciense. Algunos de los restos originales pueden verse a la entrada del parque, mientras que la abadía fue rehabilitada como alojamiento. Un itinerario señalizado enlaza la veintena de cascadas y grutas de la reserva.

La caída más alta es la Cola de Caballo, a la que le siguen otras como la Caprichosa –en la imagen– y el Chorreadero. En la Peña del Diablo, el punto más elevado, hay un mirador que ofrece la mejor vista del conjunto.