Pánico en el termitero

'Tockus leucomelas'

'Tockus leucomelas'

Foto: Wildlife Photographer of the Year 2016/ Willem Kruger

A los pies de una pista forestal en el Kgalagadi Transfrontier Park de Sudáfrica, un toco piquigualdo sureño (Tockus leucomelas), atrapa con el extremo de su pico -que usa a modo de pinza- una termita tras otra para darse un auténtico festín. Primero las atrapa a modo de píldora para, seguidamente, sacudirlas en el aire y luego tragárselas.

Tockus leucomelas se alimenta de esta manera porque su lengua no es lo suficientemente larga -como por ejemplo la un pájaro carpintero- para recoger insectos. Y pese a que su enorme pico restringe enormemente su campo de visión, es capaz de ver claramente la punta, lo que le otorga una gran precisión a la hora de realizar sus capturas.

Más información

Casuarios: extrañas aves de Oceanía

Casuarios: extrañas aves de Oceanía

Esta especie de Calao cuenta con un amplio rango de distribución en todo el África meridional, y aunque pasa gran parte de su tiempo alimentándose en el suelo -sobre todo de termitas, escarabajos, saltamontes y orugas- es un ave muy tímida, por lo que puede resultar muy difícil para un fotógrafo capturar una buena imagen entre el matorral de la sabana.

En este caso, el pájaro estaba tan absorto en su comida que no se percató de la presencia del fotógrafo, al que se acerco hasta una distancia de tan solo 6 metros. Este, simplemente tuvo que esperar sentado en su coche para tomar esta fantástica instantánea.