Los oídos del desierto

Los oídos del desierto

Los zorros fenec necesitan de todos sus sentidos para sobrevivir en el desierto extremo

Vulpes zerda

Vulpes zerda

Foto: AgePhotoStock

En esta fotografia podemos apreciar a tres pequeños habitantes del desierto a los pies de su madre. El llamativo zorro fenec -Vulpes zerda- se puede encontrar vagando por las arenosas llanuras del Sáhara y las áridas tierras del norte de África.

Este resistente animal esta bien adaptado a la vida en el desierto y ha evolucionado para soportar algunas de las condiciones más duras de su hábitat. Por ejemplo, su pelaje grueso y ligeramente coloreado proporciona camuflaje y aislamiento contra cambios extremos de temperatura. Es por esta razón que estos animales también conocidos como zorros del desierto, desarrollan su actividad durante la noche, conservando durante el día la energía necesaria para cazar.

Los tuareg: príncipes del desierto del Sáhara

Más información

Los tuareg: príncipes del desierto del Sáhara

13

Fotografías

Se trata de la especie de zorro más pequeña, sin embargo es el que tiene las orejas más grandes, que pueden crecer hasta la mitad de su tamaño corporal. Estas, son una adaptación especializada para 2 funciones principales necesarias en un hábitat tan volátil: la primera es una excelente audición, la cual les permite localizar pequeñas presas, incluso bajo tierra. En segundo lugar les ayuda a regular su temperatura corporal, disipando calor para hacer frente a temperaturas extremas del desierto.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?