El objeto de deseo de Buffalo Bill

Bison bison

Bison bison

Foto: AP / Rick Bowmer

Héctor Rodríguez

28 de octubre de 2016

Descrito como Bos bison por el científico y naturalista Carl von Linneo en 1758 y habiendo aun zoólogos y taxonomistas que aceptan esta denominación, en esta imagen podemos apreciar a un bisonte americano (Bison bison), más conocido popularmente como búfalo.

La fotografía fue tomada el 22 de octubre de 2016 durante el rodeo anual del parque de la isla del Antílope en Utah, Estados Unidos. No se trata esta de una isla, sino del nombre del Parque Estatal que se encuentra a las orillas del Gran Lago Salado, aproximadamente a 66 kilómetros al norte de Salt Lake City.

Los trabajadores del parque mueven cada año a los animales de un extremo al otro del mismo para que puedan ser pesados, etiquetados y pasar los controles veterinarios necesarios.

Venerado durante siglos, el búfalo americano, del que diversas tribus nativas de América del Norte obtenían alimento, abrigo y combustible, fue considerado toda una deidad. De hecho, así sigue siendo en la actualidad para los indios Sioux o Lakota.

Fue bautizado como cíbolo por los españoles a la llegada de estos a las grandes llanuras americanas, las cuales nombraron como “Llanos de Cíbola” debido al elevado número de estos animales que allí pastaban.

Con el posterior asentamiento de los ingleses y debido al elevado valor de sus pieles, se produjo una auténtica matanza de la especie situándola al borde de la extinción. De este modo hacia el año 1890 el censo de estos bóvidos herbívoros sería de unos 750 ejemplares.

Yellowstone, el emblemático parque norteamericano

Más información

Yellowstone, el emblemático parque norteamericano

Gracias a la acción del zoológico del Bronx de Nueva York, que mantuvo una manada de supervivientes, la especie tuvo una segunda oportunidad en el Parque natural de Yellowstone y otras reservas naturales de Estados Unidos .

Se calcula que en la actualidad unos 30.000 bisontes viven en libertad en continente americano y que la población total, contando con los que se crían en cautividad para el consumo de su carne, se acerca a los 500.000 individuos, nada comparado con las estimaciones previas a la llegada de los Europeos a las Américas, que hablan de entre 10 y 60 millones de Búfalos.