La nebulosa del espagueti

Sharpless 2-240

Sharpless 2-240

Foto: Daniel López / IAC

24 de mayo de 2017

En esta fotografía podemos observar el remanente de la supernova Simeis 147 -también conocida como Sharpless 2-240- y, en ocasiones, como nebulosa Espagueti. Esta se encuentra localizada entre las constelaciones del Toro y Auriga. La imagen fue obtenida con un 'fotomatón cósmico', es decir un astrógrafo (un telescopio usado para realizar fotografías astronómicas) del Instituto de Astrofísica de Canarias -IAC- instalado en el Observatorio del Teide, en Tenerife, en el marco del proyecto NIÉPCE.

El tamaño en el cielo de los restos de esta supernova es espectacular. Si fuera posible observarlo a simple vista, alcanzaría más de 4 grados en su extensión máxima; el equivalente a observar ocho Lunas en el fimamento. En su interior, aunque no en el centro de los restos de la explosión, se encuentra el púlsar PSR J0538+2817, el núcleo de una estrella masiva y extremadamente concentrado que gira a gran velocidad.

Los restos de una explosión estelar

Más información

Los restos de una explosión estelar

La nebulosa se expande a una velocidad de unos 100 kilómetros por segundo y parece tener energía suficiente para emitir radiación incluso en rayos gamma, según confirma el satélite Fermi.

Existen dos estimaciones de distancia para esta nebulosa. La primera la sitúa a una distancia aproximada de 880 parsecs -2.870 años luz- de la Tierra, lo que implicaría que Simeis 147 abarca un volumen aproximadamente esférico de entre 150 y 200 años luz de diámetro, un valor enorme si consideramos que la distancia a la estrella más cercana, Próxima Centauri, es de 4,2 años luz. La otra estimación es algo mayor, al estar basada en la distancia del púlsar, situado a 4.240 años luz.

Hallado el planeta potencialmente habitable más cercano a la Tierra

Más información

Hallado el planeta potencialmente habitable más cercano a la Tierra

Estudios recientes sugieren que la estrella que explotó era una estrella masiva que tenía otra similar como compañera. Al explotar ésta última, varió la distribución de masas y ambas salieron expulsadas a gran velocidad. Es por ello que la posición del púlsar no coincide con el centro geométrico del remanente de supernova, que se encuentra desplazado justo en dirección opuesta a HD 37424, una estrella gigante que habría compartido la posición central hace unos 30.000 años.