Grecia

Navaghio, el secreto de las Jónicas

grecia

grecia

Cuando en el siglo XV los venecianos dominaron la isla jónica de Zante (Zakynthos), la llamaron «flor de Oriente» por sus bellos paisajes: llanuras aromáticas en el centro, arenales al sur y una costa escarpada al norte. Rodeada de leyenda desde que Homero la mencionara en su Odisea e inspiración de poetas a lo largo de los siglos, la isla tiene su imagen más icónica en la playa de Navaghio o Naufragio, así llamada cuando en 1980 embarrancó un barco que allí sigue varado. Vista desde un mirador cercano, esta media luna protegida por una muralla de roca casi parece más un escondrijo de piratas que un rincón donde relajarse. Se llega en canoa desde alguna playa cercana o en un barco que zarpa de Zante, la pequeña capital de la isla, presidida por un campanile veneciano.