Morsa de las Svalbard

Morsa de las Svalbard, Noruega

FOTODIA01_febrero2014

FOTODIA01_febrero2014

Con la piel salpicada de manchas blancas y unas almejas pegadas a los bigotes, una morsa de las Svalbard, en Noruega, se relaja después de una inmersión para buscar comida. Aunque tienen una capa de grasa de 10 centímetros de grosor que les mantiene la temperatura corporal en 36,6 ºC, los vasos sanguíneos se contraen bajo el agua, blanqueando temporalmente su piel.

Publicado en febrero 2014