Ibiza

Los solitarios arenales de Ses Comtes

Ses Comtes

Ses Comtes

El sudoeste ibicenco acoge las calas arenosas de Ses Comtes que, separadas por pequeñas zonas de rocas, se extienden a lo largo de una costa llana de casi un kilómetro. La carretera de Sant Josep de sa Talaia conduce a estas playas de aguas tranquilas y poco profundas, arena nacarada y fina, y un fondo marino cristalino que invita a bucear. A su alrededor se puede pasear entre pinos, higueras y sabinas, y restos de baluartes del siglo xvii que se enlazan por un sendero costero para ser recorrido a pie o en bicicleta. Las playas de ses Comtes son famosas en Ibiza por los atardeceres que ofrecen, cuya luz ilumina los islotes de sa Conillera, ses Bledes y s’Espartar –juntos forman una Reserva Natural–, situados justo enfrente.

Foto: MASSIMO RIPANI / CORBIS