Los humedales de Botswana

 Imagen satélite del delta del Okavango

Imagen satélite del delta del Okavango

Foto: ESA / Copernicus Sentinel-2A

El delta de un río conduce generalmente al mar abierto, pero el delta formado por el río Okavango es diferente. Tras su nacimiento en la meseta de Bié, en Angola, y fluir a través de Namibia, el río se adentra en Botsuana donde comienza a serpentear para ramificarse en un gran delta interior y uno de los humedales más importantes del mundo.

Más información

Los leopardos del Okavango

Los leopardos del Okavango

Los humedales, tanto costeros como interiores, son importantes reguladores ecológicos. En numerosas ocasiones actúan como parapeto contra los desastres naturales, protegiendo a los ecosistemas más vulnerables de los devastadores efectos de inundaciones y sequías. También los procesos de filtrado y almacenamiento de agua en los dominios de un humedal proporcionan un hábitat idóneo para multitud de animales y plantas.

En el Delta del Okavango, nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2014, se incluyen una serie de pantanos permanentes que cubren alrededor de 15.000 kilómetros cuadrados de territorio durante la estación seca, pero que pueden aumentar hasta tres veces este tamaño, proporcionando cobijo a algunas de las especies de mamíferos más amenazadas del mundo.