El lago Chany

5 de diciembre de 2017

Situado junto a la frontera norte de Kazajistán, el lago Chany es grande y poco profundo, y se halla rodeado de humedales, marismas y bosques de álamos y abedules. Así, constituye una parada clave para las aves que migran hacia el sur desde la fría Siberia.

Con una superficie que varia entre los 1.400 y los 2.000 kilómetros cuadrados, se trata de uno de los más extensos de Rusia y de todo el continente asiático. Habitualmente poco profundo, su nivel puede fluctuar mucho según las estaciones y las condiciones meteorológicas anuales.

El lago está rodeado de una gran variedad de ecosistemas con numerosas zonas húmedas, pantanos salobres, y distintos tipos de bosques de abedules y álamos temblones. Los botánicos descubrieron allí hábitats excepcionales y entre su flora autóctona se encuentran mas de 10 extrañas plantas que figuran en la lista roja rusa de especies amenazadas. Se trata también de una zona nodal de vital importancia para las aves migratorias en Siberia y para todas las aves paleárticas del nordeste europeo en su camino hacia el subcontinente indio, lo que motivo en 1994 que una gran parte de la región fuese fuera declarada como aguas y humedales de interés internacional según la Convención Ramsar.

Outbrain