Huesca

Ibones a los pies del Monte Perdido

Monte Perdido

Monte Perdido

21 de agosto de 2013

El idílico valle de Pineta es la puerta oriental al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, la reserva del Pirineo aragonés con mayor diversidad de paisajes. En esta zona destacan los ibones de origen glaciar de La Munia –en la imagen–. La excursión que llega a estos dos lagos arranca en la ermita de Nuestra Señora de Pineta, junto a Bielsa. Tras cruzar un denso bosque de pinos y un hayedo, la senda se abre al llano de Lalarri, salpicado por bordas de pastores. La ruta se angosta y asciende por un barranco en el que se avistan rebecos. La recompensa final es la panorámica sobre los lagos, dominados por el pico La Munia (3.134 m) y, al fondo, las míticas Tres Sorores, nombre que los montañeros dieron al trío de cumbres del macizo del Monte Perdido.