Fragmento de arcilla

Fragmento de arcilla

Fragmento de arcilla

fondo11abril2013

fondo11abril2013

Un fragmento de arcilla compactada de unos cinco centímetros de ancho, procedente de un testigo obtenido a una profundidad de centenares de metros, se expande y se cuartea cuando alcanza la superficie. Las motas blancas son cristales de sal, residuos del antiguo mar donde se depositaron las arcillas. Para fracturar este material y extrarer el gas atrapado en sus poros, las compañías gasistas inyectan en el subsuelo, a través de pozos, millones de litros de unos fluidos especiales.

Publicado en abril de 2013 

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?