La fiesta de la trashumancia en Madrid

Madrid, España

Madrid, España

Foto: AP / Daniel Ochoa de Olza

Héctor Rodríguez

28 de octubre de 2016

En esta imagen del 23 de octubre de 2016, varios pastores guían a su ganado a través del centro de Madrid con motivo de la celebración de la fiesta de la trashumancia. Dicha festividad, que este año a conseguido reunir en las calles madrileñas más de 2000 ovejas, es un homenaje a esta tradición milenaria en la que se reivindica además, desde el año 1994, la importancia de la actividad pastoril y ganadera.

Al igual que otras muchas ciudades de su geografía, la capital de España es atravesada por una de las llamadas cañadas reales. Las cañadas son caminos usados desde antaño para el pastoreo trashumante, una tradición ganadera en la cual los rebaños eran transportados desde los valles donde pastaban en invierno, hasta las montañas en verano, donde el pasto es fresco todo el año.

Un rey, tres culturas: la corte de Alfonso X

Más información

Un rey, tres culturas: la corte de Alfonso X

Las cañadas pasaron a denominarse reales por decreto del rey Alfonso X, quien persiguiendo su regulación, ordenación y protección les otorgo dicha categoría. De este modo, en 1273 por edicto real del apodado “El Sabio”, las cañadas debían de tener una anchura superior a las 90 varas castellanas (77, 22 metros), extenderse a lo largo de más de 500 kilómetros en su recorrido y discurrir en dirección norte-sur en base a lo permitiera la geografía.

A día de hoy y desde el año 2007, estas vías pecuarias se encuentran en la lista indicativa de la UNESCO, es decir, en una etapa preliminar a ser declaradas Patrimonio de la Humanidad.