Entre las ranas, los colores llamativos suelen indicar toxicidad.

Metatada_134

Metatada_134

Entre las ranas, los colores llamativos suelen indicar toxicidad. Pero hay una especie de rana flecha de las islas de Panamá cuyo color es variable. «Lo normal sería que todas las ranas fueran parecidas, para que los depredadores asociaran cierto color con toxicidad», dice Martine Maan, de la Universidad de Texas. Pero hay otra fuerza selectiva en juego. Las hembras de diferentes islas prefieren machos de diferentes colores, lo que quizás ha determinado que la coloración de éstos se diferencie cada vez más en lugar de igualarse. Aun así, la señal de alarma parece eficaz. Según Maan, la mayoría de los depredadores evita a las ranas de colores vivos.