El desfile del Día de la Victoria

El ejército ruso en la Plaza Roja de Moscú

El ejército ruso en la Plaza Roja de Moscú

AP / Alexander Zemlianichenko


Un 7 de mayo de 1945, el Jefe del Estado Mayor del Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas, Alfred Jodl, firmaba en Reims el acta de rendición incondicional de la Alemania nacionalsocialista. Mediante esta, todas las fuerzas del Tercer Reich cesarían en sus operaciones activas a las 23:01 horas del 8 de mayo del mismo año, sin diferenciación entre las facciones del ejército que luchaban contra los frentes aliados o soviéticos.   

Sin embargo, desde el punto de vista soviético se consideró la rendición de Reims como un protocolo preparatorio. En palabras de Yósif  Stalin: "Hoy en Reims, los alemanes firmaron el acta preliminar de una rendición incondicional. Sin embargo, la principal contribución fue hecha por el pueblo soviético y no por los aliados, por lo tanto, la capitulación debe firmarse frente al Alto Mando de todos los países de la coalición y no sólo frente al Alto Mando de las fuerzas aliadas”.    

La rendición de la Alemania nazi ante la Unión Soviética sería firmada por el mariscal alemán Wilhelm Keitel ante su homólogo ruso, el mariscal del Ejercito Rojo Gueorgui Zhúkov, el 8 de mayo de 1945 a las 22:43, hora de Europa central, equivalente en Rusia a pasada la media noche, del 9 de mayo de 1945.  
  
Es por esta razón que el Desfile de la Victoria tiene anualmente lugar en la Plaza Roja de Moscú el 9 de mayo. En él, en una de las fiestas más importantes del país, se conmemora el final de la Segunda Guerra Mundial y la victoria aliada en el Frente Occidental. La rendición de Japón, postulada unos meses más tarde, el 5 de agosto, se firmaría el 2 de Septiembre de 1945 a través de la Declaración de Potsdam.