Cuernos quemados, un aviso para los traficantes de marfil

Cuernos quemados, un aviso para los traficantes de marfil

Pira de colmillos en el P.N. Nairobi (Kenia)

Pira de colmillos en el P.N. Nairobi (Kenia)

Foto: Foto AP / Ben Curtis

Más de 105 toneladas de marfil, el equivalente al 5% de todas las existencias mundiales, arden en una pira en la que, tanto colmillos de elefante como cuernos de rinoceronte, son destruidos sin miramientos. El propósito está claro: lanzar un mensaje explícito a los traficantes del preciado oro blanco: “el patrimonio natural de Kenya no se cambia por dinero”.

En una declaración dramática contra el comercio de marfil y los productos de otras especies en peligro de extinción, se calcula que las piezas incineradas por orden gubernamental el pasado 30 de abril en el Parque Nacional de Nairobi pertenecían a más de unos 6.700 probóscidos. Se cree que es el mayor alijo de estas características jamás destruido.

La quema simbólica se realizó tras la cumbre asiático-africana “The Giants Club”, celebrada este fin de semana en Laikipia, Kenya, cuyo objetivo persigue la total erradicación del furtivismo que desangra constante e incesantemente el patrimonio natural de África y Asia.

Compártelo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de National Geographic España?